El Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca celebra su 70 aniversario

El Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca, es el centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, más antiguo de Aragón y el único dedicado exclusivamente a la investigación en ecología Esta semana, en concreto el miércoles día 10 se celebra el 70 aniversario de su puesta en marcha.

Se fundó en Jaca en 1942, como Estación de Estudios Pirenaicos, y ya desde entonces ha tenido una orientación multidisciplinar. Desde 1945 edita una de las revistas más antiguas del CSIC: “Pirineos”, dedicada al estudio de las montañas en general. En 1948 el Centro cambió su nombre al de Instituto de Estudios Pirenaicos, y se convirtió en un centro de investigación propiamente dicho, dedicado al estudio de la cordillera Pirenaica en los aspectos más diversos (geología, geografía, biología, climatología, etnografía, filología, derecho, prehistoria…).

En 1963 el CSIC creó en Jaca otro instituto de investigación, el Centro Pirenaico de Biología Experimental, con una orientación claramente ecológica. Durante sus primeras décadas las investigaciones del Centro Pirenaico de Biología Experimental se orientaban a esclarecer el funcionamiento de los ecosistemas de montaña en el Pirineo.

Se formaron las colecciones patrón necesarias, entre las que destaca el Herbario JACA, colección botánica de referencia a nivel internacional. Este centro se instaló a partir de 1966 en el mismo edificio que ocupaba el Instituto de Estudios Pirenaicos. En 1983 ambos centros (Instituto de Estudios Pirenaicos y Centro Pirenaico de Biología Experimental) se fusionaron para formar un solo: el Instituto Pirenaico de Ecología, que continuó orientando su investigación en regiones montañosas.

En 1990 se crea una nueva sede en Zaragoza, en el Campus de Aula Dei, donde ya existían otros centros de investigación para facilitar la cooperación con otras instituciones aragonesas (Gobierno de Aragón, Universidad de Zaragoza) y darle una mayor proyección y visibilidad al instituto.

En el mes de mayo de este año, se inauguraba su nueva sede en Jaca que se encuentra en la zona del Llano de la Victoria. La nueva sede de Jaca tiene una superficie cercana a los 4.000 metros cuadrados y ha supuesto una inversión superior a los cuatro millones de euros. Estas instalaciones han permitido mejorar la actividad investigadora del centro y la conservación de sus fondos como el herbario, que es la principal colección de flora vascular de Aragón y la tercera de España con más de 400.000 pliegos