PSOE-Altoaragón trabajará para que se mejore la aportación de los presupuestos para la provincia

Los socialistas de Huesca trabajarán en el Congreso de los Diputados y en el Senado para mejorar de forma considerable en los Presupuestos Generales del Estado las inversiones en la provincia, según han acordado los miembros de la Ejecutiva y del Comité Provincial del partido, reunidos en Huesca. Estos mostraron su total rechazo a la cuentas presentadas por el Gobierno de Rajoy para el 2013 pues las consideran “decepcionantes, ya que demuestran el abandono del Ejecutivo Central hacia la provincia de Huesca y provocarán más recesión y más paro”.

En este sentido, los socialistas piden a la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, que presione al Gobierno Central para que mejore la dotación, tanto de las inversiones en infraestructuras como en las partidas destinadas Educación, Sanidad o ayuda a la Dependencia.

Y es que, el presupuesto presentado por el gobierno del PP recorta un 14,4% la inversión en Educación (300.000 becarios menos); un 3,1% lo destinado a Sanidad, o un 17,7% en la Ley de la Dependencia para todo el Estado. Estos recortes hay que sumarlos a los que ya sufrieron estas áreas hace escasos meses, y que implicaron un recorte de un 22% en Sanidad (6.000 millones de euros) y de 200 millones en la aplicación de la Ley de la Dependencia.

Por otra parte, y ajeno a la situación que vive el país con más de cinco  millones de personas en paro, el gobierno central prevé destinar al fomento del empleo un 34,6% menos que el año pasado y dedicar a las prestaciones por desempleo un 6,3% menos. Con todo ello, desde 2011, la red básica de servicios sociales ha sufrido un recorte total del 65%.

En materia de inversiones, los Presupuestos Generales del Estado destinan a la provincia de Huesca un total de 142.636.330 millones de euros, lo que supone 80 millones menos respecto al anterior ejercicio, al tiempo que la inversión de los Ministerios cae casi en un 50%. Entre estas rebajas destaca la reducción de más de 13 millones para la A-21 (Jaca-Límite con Navarra); la reducción en 66 millones de la aportación para la A-23 (Huesca-Jaca); la inexistente dotación para el convenio con Adif para el ferrocarril convencional; los 16 millones de euros menos que destina el Ministerio de Agricultura y Medioambiente; o los más de siete millones que dejan de invertirse en el embalse de San Salvador. A esto hay que sumar las partidas testimoniales que se dedican a infraestructuras vitales para el desarrollo de la provincia como la TCP y el Canfranc.

Para los socialistas de la provincia de Huesca, estos recortes en inversiones son preocupantes, pero lo son todavía más los citados recortes en políticas sociales ya que, según explican, “se está dinamitando el sistema público, universal y gratuito de Salud; se está destruyendo el modelo educativo para convertirlo en un modelo en el que sólo puedan estudiar los que más tienen; se está eliminando la posibilidad de que los dependientes y sus familias puedan llevar una vida digna y, en definitiva, se están mermando los derechos de los ciudadanos, que tantos años costó conseguir”. Todo ello sin hacer frente al principal problema de los españoles actualmente: el paro. Sobre este punto, los socialistas de la provincia señalan que estos presupuestos, lejos de solucionar el problema de la crisis, ahondarán en la recesión económica y el paro.

Para el PSOE de Huesca, este cambio de modelo es intolerable y, por tanto, centrarán todos sus esfuerzos en tratar de que afecte lo menos posible a los ciudadanos.

Comentarios