El Ministerio de Fomento iniciará la próxima semana las obras de la tercera rotonda de la N-240 en Monzón

Las obras de construcción de la tercera rotonda de la travesía urbana de la carretera N-240 en Monzón, en la confluencia de las calles Tamarite, Molino de Pena y Alfarería, comenzarán la semana que viene. La empresa ya está con las cuestiones preliminares como la ubicación de un container en una de las zonas donde se va a trabajar.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2012, dentro del apartado del Ministerio de Fomento, recogen una partida de 135.000 euros para esta obra. El concejal de Urbanismo, Raúl Castanera, se mostraba muy satisfecho con el cumplimiento por el Ministerio del compromiso adquirido, en una época de recortes generalizados. Asimismo, recordaba que “el año pasado hicimos gestiones para desbloquear el proyecto y que no se durmiera en un cajón, y ahora veremos el resultado”.

El retraso de la tercera glorieta obedece a un problema que surgió en el expediente de expropiaciones y tardaba en resolverse.

En 2010, el Ministerio construía dos rotondas de las tres previstas en el proyecto definitivo, a pesar de que en el inicial se dibujaban cuatro: la de la plaza de Aragón (encuentro de la avenida de Fonz, el paseo Juan de Lanuza y la calle San José de Calasanz) y la de la plaza María Moliner, donde desembocan las calles Baltasar Gracián, Jaime I y Pedro II.

La primera glorieta presenta un diámetro de 28 metros, y las otras de 22. La actuación está delimitada por los puntos kilómétricos 142,800 y 143,700.

Las rotondas tienen la consideración de obras complementarias de la variante de Monzón, entendida como un tramo de la autovía A-22 Lérida-Huesca. Castanera valoraba la mejora de la fluidez y seguridad del tráfico rodado, dado que los conductores de los vehículos que circulan por las calles perpendiculares a la N-240 se ven obligados a invadir los carriles de servicio para hacer el stop y tener visibilidad antes de entrar en la carretera.

Comentarios