Artieda vuelve a oponerse al levantamiento de actas expropiatorias en Yesa

Este miércoles a las 10 de la mañana la Confederación Hidrográfica del Ebro ha convocado al Ayuntamiento de Artieda y a varios propietarios para, en un segundo intento tras el frustrado el pasado 19 de septiembre, proceder al levantamiento de actas de ocupación previa en 62 hectáreas de su término municipal. Los vecinos de Artieda, y con ellos la Asociación Río Aragón y vecinos de la comarca se opondrán a dicho acto y para ello se han convocado a las 9:30 en el puente de Artieda. Con este acto se pretende dejar clara a la Confederación Hidrográfica del Ebro la oposición al proyecto de recrecimiento en general y a la abusiva expropiación en particular.

En esta ocasión, según han indicado desde la Asociación Río Aragón se contará con la presencia de personas que ya sufrieron experiencias expropiatorias por embalses (Jánovas, Itoiz, Tiermas,…). Manifestarán su apoyo expreso a los nuevos afectados por el recrecimiento de Yesa y denunciarán la continuidad de la política colonial con los territorios de montaña que ven como, de forma injustificada, son inundados sus valles para provechos especulativos o de dudosa rentabilidad económica en otros lugares.

La Asociación Río Aragón considera que dicha actuación, amparada en una declaración de urgencia de 2001, es injusta, desproporcionada y arbitraria. Por un lado forma parte de un proyecto de recrecimiento del actual embalse que es peligroso, tiene gravísimas afecciones y, de forma indecente en un momento de crisis como el actual, resultaría ruinoso dado que su presupuesto ya ha pasado de los 113 millones iniciales a la friolera de 352 millones para obtener una regulación complementaria mínima. Por otra parte de las 4-5 hectáreas necesarias para el camino de gravas que plantean construir en estos momentos, se pasa a 62 hectáreas al ocupar fincas completas, entre ellas una del propio Ayuntamiento que supone el 50% de su patrimonio. Se trata de castigar al pueblo que más ha destacado en la oposición a tan disparata obra.

Comentarios