Trabajos de mantenimiento en los centros de Aramón

En estas semanas se encuentran terminando los trabajos de puesta a punto de sus instalaciones las estaciones de Aramón, con las revisiones ordinarias y extraordinarias de los remontes. Una vez culminados los trabajos propios, los telesillas y telecabina se someten a inspecciones realizadas por técnicos del Gobierno de Aragón, comprobando que son satisfactorios los test de funcionamiento que pasan los mismos.   Este verano, al margen de las revisiones de los remontes, Panticosa ha contando con uno de los trabajos más importantes, el de acondicionamiento de las pistas y de los caminos. En el caso de Formigal han realizado labores de mantenimiento en las carreteras de acceso a los distintos valles de la estación así como en sus aparcamientos. En las estaciones turolenses de Aramón Javalambre y Aramón Valdelinares han vaciado sus depuradoras para limpiarlas y realizar trabajos de mantenimiento.   Por los que se refiere a las labores actuales de puesta a punto, son las tradicionales cargas reales de bidones de agua, que requieren dos días de pruebas, y la tecnológica, con un novedoso sistema de inspección de remontes, que facilita y reduce los tiempos empleados gracias a un proceso donde se simulan las cargas.   Como parte de estas acciones Aramón Cerler realizó el lunes, mediante un helicóptero, el montaje de los balancines del telesilla El Molino. Un balancín es una parte esencial en una pilona, formado por varias ruedas y por donde se desliza el cable que transporta las sillas. Estos balancines se desmontan mediante el mismo proceso y se llevan a un taller para proceder a su limpieza y reparación de las piezas que pudieran estar defectuosas. Después, se vuelven a llevar a las estaciones con un helicóptero para montarlos.  También se realiza la limpieza de los cañones de nieve desmontándolos y se reparan para que, en la época de innivación, la mezcla de aire y agua que expulsan tenga la trayectoria correcta y no queden obstruidos.    

Comentarios