CHA exige la dimisión o cese del Delegado del Gobierno y del Presidente de la CHE, ante la violencia empleada contra los vecinos de Artieda

CHA condena la violencia física que se ha empleado este miércoles contra los vecinos de Artieda, que estaban ejerciendo de forma pacífica el legítimo derecho de defender sus casas y tierras frente a las expropiaciones. El presidente de CHA, José Luis Soro, ha indicado que “es inadmisible que en un estado democrático la policía cargue de una forma tan violenta contra ciudadanos, que, de forma pacífica, reivindican su vida y su territorio”. En este sentido Soro ha señalado que “lo visto hoy en Artieda es un suma y sigue de lo que estamos viendo en estas últimas semanas, donde ante cualquier protesta que no sea del gusto del PP, los cuerpos y fuerzas de seguridad cargan con una violencia, absolutamente impropia de un estado democrático y necesariamente denunciable”.

Ante los hechos Soro exige la dimisión del Delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, y del Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, organismo desde el que se ha solicitado la intervención policial “por permitir, uno, y auspiciar, el otro, esta violación de la libertad de las personas para protestar y por desacreditar a la democracia imponiendo la violencia”.

El presidente de CHA ha indicado que estamos “ante el PP más reaccionario, un PP que sólo tiene una verdad, la suya, y que por defender esa verdad y esa España única, en la que nunca dejaron de creer, está dispuesto a pisotear libertades y derechos”. En este sentido ha recordado que en Aragón ese PP cuenta con un cómplice, el PAR, al que también hay que pedirle responsabilidades.

Para José Luis Soro “Gustavo Alcalde, delegado del Gobierno en Aragón, está atacando las principales libertades de la ciudadanía y eso es algo que no vamos a permitir”. Soro ha añadido que “estamos asistiendo a una regresión social, territorial, cultural e ideológica que nos preocupa, y mucho. Lo visto hoy en Artieda es un claro ejemplo de ese tiempo oscuro al que nos quiere retrotraer el PP con sus palabras y sus actos”.

Esta mañana, cuando se ha producido la carga policial en Artieda, estaban presentes varios cargos públicos y orgánicos de CHA. Joaquín Palacín, diputado en las Cortes, ha indicado una vez finalizada la carga, que “la violencia ejercida contra los vecinos de Artieda ha sido desmedida, innecesaria, censurable y ejemplarizante de lo que el PP entiende por un estado democrático. Lo visto hoy en Artieda desenmascara a un PP, que sólo tiene una forma de ver y entender la democracia y la política. Y es ésta: castigar todo lo que no sea o representen sus siglas”.