Casi todas las mujeres maltratadas, atendidas por el IAM, rehacen su vida

El Instituto Aragonés de la Mujer continúa trabajando con el fin de poder ofrecer protección, asesoría y ayuda a las mujeres maltratadas. Todo un equipo de profesionales se pone en marcha en el momento en el que una mujer llama al teléfono 900 504 405. El trato a las mujeres es el mismo, se trate de un caso de maltrato o de solicitud de información, un motivo que podría llevar a evitar males mayores. En todo caso, desde el IAM se asegura que la gran mayoría de las mujeres que atienden, salen adelante.

Audio sin título

Cuando se llama a ese teléfono, automáticamente se pone en contacto a la mujer con una trabajadora social y con un abogado, así como con el equipo del IAM, compuesto también por psicólogas. Ellos estudiarán su caso, para que cuanto antes pueda salir de la situación angustiosa en la que se encuentra, tanto si quiere denunciar como si no. El protocolo de actuación incluye la posibilidad de una denuncia, visita a la Policía o Guardia Civil, o al médico si la situación lo requiere, y se activan todos los recursos. Si hay detención, al día siguiente se celebra un juicio rápido para promover medidas de alejamiento. Hay también una casa de emergencia y otra casa de acogida por si es necesario que la mujer esté más tiempo.

A pesar de que es un proceso doloroso y muy complicado, la directora del IAM en Huesca asegura que la mayor parte de las mujeres superan esta situación.

El teléfono del Instituto Aragonés de la Mujer ha recibido en los 9 primeros meses del año, 553 llamadas de la provincia de Huesca. 74 eran por maltrato físico, 48 por maltrato psicológico, 1 por agresión sexual y en 128 ocasiones se demandaba información.