El PSOE de la provincia de Huesca denuncia el recorte del 40% a las escuelas infantiles

La federación altoaragonesa del PSOE denuncia el recorte del 40% que el Gobierno de Aragón va a aplicar este año en el mantenimiento de las escuelas infantiles, y pide que se mantenga dicha financiación en las mismas cuantías de años anteriores. De lo contrario, opinan que se pone en serio riesgo la continuidad de estos centros, claves en el desarrollo educativo de los menores y en la conciliación de la vida laboral y familiar, sobre todo en el ámbito rural.

Los socialistas de Huesca responden de este modo a la carta que el departamento de educación del Gobierno de Aragón remitió hace escasos días a todo los ayuntamientos, en la que se advertía de un nuevo recorte en la partida destinada a la financiación de personal, que se suma al recorte ya anunciado el pasado mes de marzo y que, en conjunto, supone una disminución del 40% en las aportaciones del Ejecutivo Autónomo.

Indican que, hasta el momento, el Gobierno de Aragón financiaba los gastos de personal de estas escuelas, mientras que los ayuntamientos asumían el coste de las infraestructuras municipales en las que se dispensaba el servicio.

Por ello, el PSOE denuncia que los ayuntamientos de la provincia de Huesca no van a poder hacer frente en solitario al gasto que supone el mantenimiento de las citadas escuelas infantiles, por lo que, a partir del mes de diciembre, muchas de ellas están abocadas al cierre, con lo que eso supone de perjuicio, tanto para los niños como para las familias, a las que se les priva de poder compatibilizar el trabajo con la atención a los pequeños.

Los recortes a las escuelas infantiles anunciados por el Gobierno de Aragón suponen una muestra más de la insensibilidad del Gobierno del PP hacia la Educación Pública ya que, tal como señalan desde el PSOE de Huesca, “considera lo público como una competencia desleal de lo privado y al final, tratan de aplicar un esquema similar al de las antiguas guarderías privadas, sólo al alcance de las personas que las pueden pagar”.

Para los socialistas de Huesca, las medidas adoptadas por el gobierno del PP, que van a suponer el cierre de las escuelas infantiles, implican echar por tierra todo el esfuerzo conseguido durante años para acercar la educación a las edades más tempranas y facilitar la vida a las familias.

El PSOE recuerda que en la provincia de Huesca hay 51 escuelas infantiles públicas, a las que asisten más de 1.000 niños con edades de 0 a 3 años. Estas, recuerdan, se pusieron en marcha durante sus años de gobierno, ya que consideran que se trata de un recurso educativo, que influye de manera decisiva en el desarrollo personal y académico de los escolares, a diferencia del PP, que lo considera un recurso meramente asistencial, opinan los socialistas.

Comentarios