Las pérdidas en el campo aragonés por la sequía, se cifran en 277 millones de euros

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, presentaba este jueves los datos que clarifican las pérdidas, que ha producido la sequía en las diferentes comarcas aragonesas, y que elevan la cifra a 277 millones de euros. Los datos se recogen en el estudio sobre la “Evolución de la producción agraria en Aragón”. Lobón subrayaba la importancia de este estudio, sólo realizado en la Comunidad Autónoma de Aragón, debido a su rigor científico y a su forma de exponer las cifras pormenorizadas que ha provocado este fenómeno. El consejero también reclama el Decreto de Sequía. La Hoya de Huesca y los Monegros están entre las comarcas que han sufrido más pérdidas.

Añadía que la sociedad aragonesa y los poderes públicos tienen que tener constancia de estos datos que radiografían la situación de Aragón en términos de agricultura. El documento ha sido remitido al Ministro competente en esta materia para ser tratados y expuestos el próximo lunes en la Comisión Sectorial Agraria que se celebrará en Madrid. Estos datos vaticinan que es momento de hacer realidad el decreto de la sequía o, en su defecto, poner en práctica medidas paliativas que mejoren esta situación.

En este estudio, el año 2012 se presenta como uno de los más duros y que ha estado caracterizado por una sequía climática extrema, similar a la del año 2005 así como a la gran sequía de los años 1994 y 1995. Entre los datos que marcan esta campaña agrícola, destacan los descensos de la producción cerealista. El Director General de Producción Agraria, Jesús Nogués, puntualizaba que las pérdidas se estiman en más de un millón de toneladas en relación al año anterior. De esta cifra, el 62% corresponde al secano y el 38% al regadío. El impacto económico de estas pérdidas asciende a 252 millones de euros, de los cuales 152 millones corresponden a cereales de secano.

Nogués también indicaba que el resto de cultivos, como los arbóreos, también se han visto afectados por la sequía, fundamentalmente aquellos con importante superficie en secano como son el olivo, la vid, el almendro y el cerezo.

El sector de la ganadería aragonesa también ha sufrido el impacto de este fenómeno, sobre todo enmarcado en la ausencia de pastos, produciendo importantes pérdidas económicas al tener que suplementar la alimentación de este tipo de ganadería (ovino/caprino y vacuno extensivo) con raciones de pienso. A ello se une el elevado precio de este alimento, dado que la coyuntura mundial de los precios de los cereales para su producción se ha mantenido alcista.

Por último, se destaca que las pérdidas más destacadas han tenido lugar sobre los cereales ascendiendo éstas a 251,91 millones de euros. Las comarcas agrarias con mayores pérdidas en este producto, considerando secano y regadío conjuntamente, corresponden a Hoya de Huesca (48,4 millones de €), Cinco Villas (33, 7 millones de euros) y Monegros (24,5 millones de €).

Modesto Lobón recordaba las actuaciones que ha realizado el Ejecutivo aragonés en materia agrícola durante este ejercicio 2012: en mayo, se hizo una orden de excepcionalidad en virtud de la cual los cultivos que no iban a poder terminar su actividad a causa de la sequía, iban a recibir ayudas. Estas ayudas han sido de 20 millones de euros de las que se han beneficiado 7.000 productores.

Además, a partir del 26 de octubre, el Gobierno de Aragón adelanta el pago de la PAC, 180 millones de euros que van a beneficia a 45.100 personas. La cantidad restante a adelantar se efectuará en la primera semana de diciembre.

En materia de seguros agrarios, que no afecta al regadío debido a que esta actividad no es asegurable, se han puesto a disposición de los agricultores 12 millones de euros.

Añadía finalmente que la ganadería ha sido otro de los puntos importantes, ya que a lo largo de este año se han dado 120 millones de euros materializados en diferentes tipos de ayudas.

Comentarios