Los ganaderos de Aragüés del Puerto 'dudan' de que el oso no fuera la causa de las vacas despeñadas

Vacas muertas

Los ganaderos siguen con las dudas de que el oso fuera la causa de las más de sesenta vacas que se despeñaron en la zona de Aragüés del Puerto el pasado mes de junio. A pesar de que el Gobierno de Aragón no ha encontrado indicios de que el oso fuera la causa, lo que va a provocar que los ganaderos no reciban compensación alguna, ellos siguen defendiendo que ‘siempre nos quedará la duda que fuera el uso u otro animal’.

Antonio Casajús, ganadero de la zona de los Valles, ha indicado que a pesar de lo que haya decidido el Gobierno de Aragón ‘en el ánimo de los ganaderos queda la duda de que haya sido el oso u otra cause animal, porque lo que es muy raro es que las vacas jóvenes se despeñaran y las viejas no se movieran’.

Según Casajús, cuando pasan ese tipo de sucesos se debe a una causa animal, porque las vacas más viejas como ya están acostumbradas no se espantan, pero las jóvenes sí. Si hubiera sido otra causa, se hubieran despeñado todos los animales.

Después de la notificación oficial del Gobierno de Aragón de que no ha encontrado indicios de que el oso fuera la causa, ahora los ganaderos afectados se quedan sin compensaciones. Casajús ha señalado que ‘era lo que esperábamos, ahora los que tengan seguro cobrarán indemnizaciones, pero los que no tuvieran los animales asegurados lo van a perder de su patrimonio’.

En nombre de los ganaderos de la zona, Casajús ha sido muy tajante a la hora de dirigirse a los que decidieron reintroducir el oso en la zona: ‘mejor que nos hubieran dejado como estábamos’.

Comentarios