OSTA critica la libertad de horarios comerciales, que acabará con el pequeño comercio

La Organización Sindical de Trabajadores de Aragón, OSTA, ha mostrado, una vez más, su rechazo a la libertad de horarios comerciales, aprobada según Real Decreto por el gobierno el pasado mes de julio. Esa liberación dota a las grandes superficies de más domingos de apertura autorizada y más horas semanales para abrir. Para OSTA, esto provoca una falta de protección del ciudadano ante los poderes económicos, encarnados en las grandes empresas de distribución.

El sindicato de trabajadores de Aragón recuerda que en Aragón, desde que la DGA levantó la moratoria que impedía abrir comercios mayores de 2.000 metros cuadrados, Zaragoza ha pasado de 200.000 a más de 600.000 metros cuadrados dedicados a grandes superficies, convirtiéndose en la segunda ciudad en el ranking estatal, por detrás tan solo de Madrid. Además, en la capital aragonesa hay 11 centros comerciales. Añaden que recientemente se ha inaugurado Puerto Venecia, con una inversión económica parecida a la que se necesitaría para la reapertura del Canfranc, lo que crearía miles de empleos en Aragón, y dotaría a esta comunidad autónoma de unas posibilidades infinitamente superiores a las que da otro centro comercial más.

OSTA asegura que el establecimiento de grandes superficies provoca una estampida de consumidores hacia ellos, dejando al comercio de proximidad en una grave situación, y abocándolo a vivir en una lucha por la supervivencia diaria.

Tres de cada cuatro empleados de comercio en Aragón pertenecen al pequeño. Se trata de un empleo estable y de calidad. El sindicato dice que si se abre la mano hacia los grandes, la destrucción de empleo en el comercio de proximidad no se hará esperar. Todo el empleo que pueda crear un centro comercial, además de ser más precario, supondrá la destrucción de un número similar en otro lado, ya que la demanda no da para más. Para OSTA, no se crea empleo con la liberalización de horarios comerciales, simplemente se traslada de un lado a otro, o de unos horarios a otros.

Añaden finalmente que lo que hay detrás de todo esto es la creación de un modelo de sociedad y de ciudades distinto al que se necesita en Aragón.

Comentarios