Las obras de la pasarela sobre Canelles finalizarán en noviembre

La localidad altoaragonesa de Viacamp y la leridana de Áger vuelven a estar unidas 60 años después de que la construcción del embalse de Canelles las separase. Desde entonces, los vecinos de ambos territorios llevan reivindicando la unión entre ambos puntos, una unión que, a día de hoy, ya es casi toda una realidad ya que está previsto que las obras finalicen en noviembre. El proyecto ha contado con un presupuesto de 773.052 euros procedentes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.   A pesar de que la construcción de esta pasarela sobre el embalse de Canelles se ha prolongado mucho en el tiempo, ya fuere por estar involucradas diferentes instituciones o por tener que parar las obras debido a la presencia de buitres en la zona, en pocas fechas ya se podrá disfrutar de este “puente” entre un lado y otro del congosto de Mont – rebei. Este Camino Natural tiene una longitud total de 4.036 metros y pretende contribuir a la diversificación económica de la zona potenciando el senderismo, la oferta turística y de deportes, así como la conservación de los espacios naturales mediante la educación medioambiental.   Las Subdelegadas del Gobierno en Huesca y Lérida, María Teresa Lacruz e Inma Manso, visitaban, este martes, las obras de este trazado que parte de Montfalcó, en la orilla ribagorzana, hasta el congosto de Siegé, haciendo uso de pequeños tramos de antiguos caminos tradicionales completamente olvidados y abriendo en los puntos necesarios senderos peatonales de nueva traza.   Los trabajos están suponiendo el desbroce de la traza existente a lo largo de 3.000 metros, así como la apertura de 2.223 metros de nueva senda y la consolidación de la misma.  Las obras de construcción de la pasarela metálica, de 36 metros de longitud, han hecho necesario la utilización de un helicóptero para trasladar y facilitar la instalación de las diferentes piezas que forman la estructura.   Este camino se enmarca en el Programa de Caminos Naturales desarrollado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y se une a los más de ocho mil quinientos kilómetros existentes de caminos construidos desde el año 1993.