59 millones de euros de presupuesto en la CHE para 2013

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Ebro, reunida este miércoles, aprobaba sus presupuestos para el próximo año 2013. Se cifran en 59 millones de euros. El presidente de la CHE, Xavier de Pedro, aseguraba que son unas cifras equilibradas y contenidas. También se analizaba la situación general de la Cuenca, con gran preocupación por la situación de sequía a la que se ha llegado en el final del año hidrológico, que se cerraba el pasado 30 de septiembre.

Audio sin título

Los 59 millones de euros de gasto previsto para el próximo año mantienen el nivel presupuestario que destina el Ministerio, fruto de la gestión del propio Organismo, que ha asumido nuevas responsabilidades, como el mantenimiento económico del Sistema Automático de Información Hidrológica. El equilibrio presupuestario se alcanza mediante una disminución del gasto de personal, principalmente por reducción de plazas vacantes, lo que permite un incremento en el capítulo de inversiones.

Xavier de Pedro destacaba ante la Junta que la prioridad, teniendo en cuenta el contexto económico actual de crisis, es el mantenimiento y mejora de cauces en cumplimiento de las competencias para el control del Dominio Público Hidráulico. Aunque el Plan de Actuación del Organismo se presentará en el mes de diciembre, donde se detallarán los destinos concretos del presupuesto, ya se ha adelantado que la partida dedicada al Área de Gestión Medio Ambiental y principalmente a los proyectos para la mejora de la capacidad de desagüe y aumento de la seguridad en los cauces, se van a ver incrementadas.

Ante la Junta también se hacía referencia a la situación general de la Cuenca, una vez iniciado el nuevo año hidrológico el pasado 1 de octubre. En términos generales, nos encontramos con una clara situación de sequía hidrológica que ha dejado algunos de los sistemas principales con reservas por debajo de la media de los últimos cinco años e incluso, en algunos casos, con situaciones de emergencia.

A pesar de ello, este año hidrológico, gracias a las reservas acumuladas en los embalses y a la regulación, se han podido concluir las campañas de riego, también gracias a la gestión de los propios usuarios y los abastecimientos que dependen de infraestructuras hidráulicas han estado y están actualmente garantizados. En el momento actual y a la espera de la evolución de las precipitaciones, se mantienen las medidas de gestión en aquellos sistemas donde han sido necesarias.

En su exposición sobre las acciones con presupuesto propio del Organismo, De Pedro repasaba las prioridades en las líneas de acción del Ministerio, la principal el recrecimiento de la presa de Yesa. Al respecto, sobre el proceso expropiatorio iniciado, insistía en que se mantengan abiertas las vías de comunicación entre los afectados y la administración para reducir al mínimo las afecciones y evitar cualquier conflicto.

Por otro lado, también destacaba el interés para la Confederación por el Plan de Desarrollo Sostenible de Jánovas, un proyecto avanzado y en el que se plantea una colaboración entre administraciones que conlleve una restitución para los afectados.

Otra de las líneas de futuro para los presupuestos propios de la Confederación, será el control y mejora de las masas de agua, apoyando los seguimientos de calidad de las aguas y de los vertidos autorizados en la Cuenca.

En este apartado quería incidir el presidente De Pedro, que destacaba la importancia de controlar los vertidos en la Cuenca. Sobre este asunto anunciaba que dentro del proceso de revisión ordinaria de autorizaciones de vertido, revisiones que están definidas legalmente y se fijan los plazos para realizarlas, se ha iniciado ya la otorgada a Nuclenor para la central nuclear de Santa María de Garoña. En este caso, se ha comunicado a la empresa responsable que para proceder a la renovación de esta autorización deberá introducir las mejores técnicas disponibles, de acuerdo con los documentos de referencia de la Unión Europea.

Además, en este ejercicio 2013 la Confederación pasará a hacerse cargo presupuestariamente del mantenimiento del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), una herramienta tecnológica puntera y fundamental para la gestión de la Cuenca. Hasta el año 2012 ese mantenimiento se realizaba directamente con fondos del Ministerio, pero esta nueva fórmula responde a la apuesta decidida del Organismo por la tecnología que busca que no se vea afectada esta partida por las restricciones generales. En total se destinarán 3.500.000 euros a este fin.

En el capítulo de ingresos, el presidente del Organismo destacaba la aportación por operaciones comerciales derivadas de los cánones y tarifas, un millón más que en el actual ejercicio y la reducción de la recaudación por multas y sanciones al aplicar el principio de proporcionalidad para reducir los importes, salvo en los casos de reincidencia o de especial gravedad.

La Junta de Gobierno es el máximo órgano de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Ebro, formada por 49 representantes de las Comunidades Autónomas, los usuarios y la Administración General del Estado. En su reunión ordinaria analiza anualmente el Plan de Actuación del Organismo, en el que se resumen las acciones realizadas y las líneas de acción para el próximo año.