Da la campanada, únete a la lucha contra la pobreza

Cáritas Huesca

Motivados por la celebración del DIA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA POBREZA, en la campaña pobreza cero, nos unimos mundialmente a ella muy conscientes de que es imprescindible manifestar nuestra preocupación y desacuerdo ante la falta de provisiones y decisiones necesarias para que la desigualdad social y económica deje de aumentar entre pobres y ricos. No se trata de números que nos escandalizan, sino de poner TODOS nuestro esfuerzo por sensibilizarnos y aportar cada uno y cada una aquello que ayude a superar las injusticias. Hay que empezar por los gobiernos de todas las naciones, desde aquí se lo pedimos al nuestro. Y también por todos y cada uno de nosotros y nosotras, hay que sumar esfuerzos, hay que vivir solidariamente, Hay que vivir sencillamente para que otros sencillamente puedan vivir.

Aunque, este encuentro y en este día, parezca un llamamiento mas, creemos que hoy es crucial dada la situación económica mundial, las crisis económica, alimentaria y la escasez e incoherencia de las políticas relacionadas con la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Estamos a tres años de la fecha tope para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la realidad mundial presenta un mapa de desigualdades que hace que se desdibuje la división Norte–Sur. En la Semana contra la Pobreza queremos tener presentes a quienes más sufren, independientemente de dónde vivan. Somos familia humana en la Tierra, casa de todos.

La incidencia de la crisis económica en España ha ocasionado recortes sociales que generan pobreza interior así como grave disminución en los nuevos Presupuestos Generales del Estado de los fondos para la Cooperación Internacional, más de un 70 %, por lo que se corre el peligro de paralizar o ralentizar importantes procesos de desarrollo. Es necesario compartir los recursos para trabajar por el cumplimiento de los derechos fundamentales de todas las personas.

Hemos apostado, desde hace tiempo, por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Su estrategia, nos presenta cómo es el mundo en que vivimos, así como la necesidad de incidir en él para que sea un lugar mejor e inclusivo. No podemos esperar que el mundo cambie, si no cambiamos cada uno de nosotros. Ahora es una nueva ocasión para reforzar nuestra presencia en todos los ámbitos posibles y transmitir los mensajes centrales para este Día Internacional contra la Pobreza.

Se están recortando derechos esenciales; se trata de un problema global y hay otras alternativas que pasan por la construcción de un mundo justo y sostenible, y por la adopción de herramientas financieras que regulen los mercados, acaben con los paraísos fiscales y promuevan nuevas fuentes de financiación, que garanticen la redistribución de las riquezas.

En esta celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza nos unimos: Cáritas Diocesana de Huesca, Manos Unidas, Cruz Blanca, Enterachen Vols, y CONFER. La realidad nos afecta a todos, la tierra es el hogar de todas las personas, y hemos de reclamar los derechos sin tener en cuenta su origen. Es intolerable que casi mil millones de personas pasen hambre cada día. Depende de los gobiernos, de la clase política, depende de las multinacionales, pero también depende de la sociedad civil, del compromiso que cada una de nosotros quiere adoptar en su vida para con el resto del mundo.

Me invito y os invito a trabajar unidos para crear lazos de justicia y CARIDAD ante todas las necesidades mundiales y locales, tenemos que luchar para que no haya tanta angustia y necesidad. Tenemos que dar la campanada y unirnos en la lucha contra la pobreza.

Comentarios