El Ayuntamiento de Huesca realoja a los chabolistas de las Mártires y derriba las infraviviendas

El Ayuntamiento de Huesca procede hoy al derribo de las chabolas de la cuesta de las Mártires. El consistorio termina así el proceso de negociación y realojo de los habitantes de estas infraviviendas. Para la zona, el Ayuntamiento ha diseñado un parque público en el que se ubicará un monumento en memoria de los 542 represaliados en los primeros años de la Guerra Civil.  La alcaldesa de Huesca, Ana Alós, minutos antes de iniciarse el derribo, se mostraba satisfecha, ya que terminaba un proceso que varios gobiernos anteriores habían intentado completar sin éxito.   Los habitantes de las chabolas han sido realojados en diferentes pisos y no ha sido sencillo encajarlos en determinadas comunidades, ya que había reticencias por parte de los vecinos. Solo una familia, por su gran número de integrantes, ha sido realojada en una vivienda municipal a las afueras de Huesca.  La alcaldesa, precisamente, agradecía en Radio Huesca la comprensión de algunos vecinos al haber aceptado el realojo.   Algunos de los habitantes realojados llevaban cuarenta años en las chabolas. Otros, solo unos años, de hecho estos últimos fueron ya expulsados en su día y se dejó claro por parte del ayuntamiento que no tenían ningún derecho adquirido.   Por lo que respecta al asentamiento chabolista del Polígono de la Magantina, la alcaldesa aseguraba que en breve será eliminado ya que está llevando a cabo la tramitación legal para su demolición, aunque aquí no habrá realojo alguno, añadía Alós.

Comentarios