El Aragón provoca graves daños en la Jacetania. Luisa Fernanda Rudi visita la zona

Castillo de Jaca agua crecida casa

Parece que la situación de alerta en la Jacetania mejora de cara al domingo. La AEMET, Agencia Estatal de Meteorología, ha confirmado que a partir de medianoche la intensidad de las precipitaciones en la Jacetania desciende notablemente, pasando de ser moderadas a débiles. Todo un alivio para la cabecera del Valle del Aragón y sus poblaciones como Canfranc, Villanúa y Castiello de Jaca que han vivido este fin de semana momentos de mucha preocupación por el desbordamiento del Río Aragón en varios puntos, causando derrumbamiento de casas y arrasando todo lo que encontraba a su paso.

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, visita durante la mañana las zonas más afectadas. Algunos grupos políticos han pedido ya que se declare "zona catastrófica" el Valle del Aragón.

A falta de esperar a ver cómo queda todo para cuantificar los daños, este domingo a medio día la Mancomunidad del Valle del Aragón va a realizar un pleno de urgencia en Canfranc al que asistirán los alcaldes del Valle. En Jaca había preocupación por la situación del canal, pero desde la alcaldía se insistía en que todo funcionaba ‘con normalidad’. Una incidencia a destacar ha sido que la Autovía entre Jaca y Sabiñánigo ha tenido que cortarse, aunque se circula con normalidad por la N-330. Pese a todo, las autoridades estaban satisfechas porque no ha habido que lamentar daños personales.

En Canfranc, su alcalde Fernando Sánchez, ha indicado que la situación está estabilizada, aunque siguen muy pendientes del caudal del río. En Canfranc Pueblo, la nave de la mancomunidad ha sido arrasada por el agua que se ha llevado por delante la instalación y el material que contenía. Los daños materiales son cuantiosos, parques, senderos, y lo que se encuentren cuando el caudal del río baje. Zonas como la explanada de la estación internacional han estado anegadas de agua desde prácticamente el viernes.

En Castiello de Jaca los problemas están siendo muy graves. Se calculan más de 250 litros de agua por metro cuadrado entre viernes y sábado. El alcalde, Álvaro Salesa, ha asegurado que los más ancianos del lugar no recuerdan lluvias así desde 1936 y que no se puede hacer nada hasta que no cesen las precipitaciones y baje el nivel del río. Será entonces cuando se conozcan las consecuencias de lo sucedido. La zona más perjudicada ha sido la urbanización “El Molino”, inundada por completo y evacuada e, incluso, se han derrumbado varias casas por la fuerza del agua.

En Villanúa la cosa no está mucho mejor, Alfredo Terrén, vecino de esta localidad ha indicado que ‘estamos desolados, porque además no podemos hacer nada’. Aquí se ha desalojado a tres vecinos y tampoco se recuerdan unas precipitaciones similares a las de este fin de semana. Además, el agua se ha llevado por delante toda la siembra de todos los campos agrícolas que en las últimas semanas ya se habían sembrado. Los vecinos, sin luz desde las 10 de la mañana ni teléfono, pasaban el día con velas.

En Jaca, en el Río Aragón a su paso por la ciudad, en el Puente Nuevo, se han dado cita muchos vecinos para contemplar lo que definían como crecida espectacular. Y la cifra de litros por metro cuadrado aumenta porque este sábado las precipitaciones no han parado. Los servicios de emergencias de la ciudad no han dado abasto. Ha vuelto a haber problemas en muchos garajes, sótanos y comercios a pie de calle. La Policía local ha tenido que cortar accesos y calles, y se ha reconocido que ‘hay muchos problemas’. Una de las recomendaciones es que no se circule en coche, si no es preciso. Y se está muy pendiente también de la ladera de entrada a Jaca por la que discurre el canal de abastecimiento de agua a Jaca, porque la ladera se está laminando, y si va a más podría causar daños en el agua que llega a Jaca. De momento desde la alcaldía de la ciudad se ha indicado que ‘todo está normal, y que deberían desprenderse unos 6 u 8 metros más de ladera para que el canal se viera afectado’, por lo que se ha insistido en dar un mensaje de calma a la ciudadanía ante el rumor de que se iba a cortar el agua de la ciudad.

En otros puntos de la Comarca, en Borau ha habido que limpiar carreteras y no descartan que tengan que cortar alguna vía de acceso, por ejemplo a las zonas de las blancas, sobre todo por las piedras y tierra que están arrastrando el agua.

También en Santa Cilia se ha inundado el Parque El Salzar, que está junto al Río Aragón, y según indicaban desde esta localidad, el caudal del río sigue subiendo. Precisamente los vecinos de Áscara tienen que entrar y salir de este núcleo por Santa Cilia, porque el puente que da acceso a la N-240 está cerrado.

En otros puntos, como en la carretera entre Jaca y Bernúes, en el tramo conocido como Barranco Fuente y la Venta de León ha caído una sima y la carretera se ha cortado.

En la zona de los Valles, desde Puente la Reina a Hecho y Ansó no hay problemas, a parte de los normales en esta situación de inundación de huertos o pistas.