El Centro de Salud de Monzón continúa enviando las citaciones para las vacunaciones

Aunque la campaña de vacunaciones contra la gripe en Monzón comenzaba el pasado lunes, 15 de octubre, en estos momentos, se continúan mandando cartas para citar a los pacientes con mayores posibilidades de riesgo. Por ello, la Coordinadora del Centro de Salud, Isabel Blasco, hacía un llamamiento a la tranquilidad y aseguraba que todo el mundo que se haya vacunado en los dos últimos años recibirá su carta con la citación en los próximos días.

Audio sin título

No obstante, explicaba que las misivas llegan una semana o diez días antes de la vacunación, por ello, aunque haya personas que no las hayan recibido todavía, no quiere decir que no están citados.

Las vacunaciones en Monzón se prolongarán durante aproximadamente un mes y se realizan en dos tramos horarios: se empieza a las 12.00 con las personas mayores de 79 años, y a continuación, a partir de las 12.45, se vacuna a las personas que vayan de los 65 hasta los 75 años.

Para vacunarse, si no es citado por carta, es necesario que los usuarios pidan cita en su centro de salud. La manera más recomendable de hacerlo es a través del servicio Salud Informa.

El Centro de Salud de Monzón pertenece al grupo de centros que, junto a Delicias Sur, Binéfar, Calatayud Norte y población urbana de Calatayud Sur y Utrillas, están dentro del proyecto en el que se cita a vacunarse contra la gripe mediante una carta donde se les indica el día y la hora. El año pasado fueron citados en Monzón por este modo a 3.200 ciudadanos.

La vacuna está recomendada a todas las personas mayores de 65 años con carácter general y a los menores de esta edad con algún factor de riesgo. También es recomendable que se vacunen las mujeres embarazadas y las personas que pueden transmitir la gripe a grupos de riesgo, es decir, profesionales sanitarios, trabajadores de instituciones geriátricas o de centros de cuidados de enfermos crónicos, cuidadores principales de enfermos crónicos dependientes. A todos estos grupos se unen los profesionales de servicios esenciales a la comunidad, viajeros internacionales con patologías o que vayan a zonas riesgo y trabajadores de granjas avícolas.