Las lluvias dejan en Huesca casi 100 litros desde el viernes

Isuela crecida lluvia agua

Tras el episodio de fuertes lluvias en Huesca y comarca, la capital altoaragonesa recogía cerca de 100 litros por metro cuadrado. Unas cantidades que se multiplican en otras zonas de La Hoya, que han sufrido mucho más las consecuencias de estas fuertes precipitaciones.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Bomberos y policía trabajan revisando todos los puntos de la ciudad donde puede haber habido incidencias por las lluvias. Por ejemplo el parque Miguel Servet, donde algunos árboles han sufrido daños. Por eso, este domingo se tomaba la decisión de cerrarlo.

En la mañana del domingo quedaba restablecido el tráfico entre Gurrea de Gállego y Almudévar tanto por la Autovía A-23 como por la N-330, cerrada desde la tarde del sábado por el desbordamiento de un barranco en San Jorge. Ocurría lo mismo con la entrada a la ciudad de Huesca por la ITV (entrada Sur), que tuvo que ser cerrada al tráfico ya en la mañana del sábado por inundaciones en la zona.

También volvían a su casa sobre la misma hora los 15 vecinos de Pompenillo que tuvieron que ser desalojados este sábado por precaución tras el desbordamiento del río Isuela a su paso por la localidad. La noche se vivía con inquietud, pero una vez estuvieron a salvo los vecinos, hubo algo más de tranquilidad.

Pero el Isuela también causó momentos de tensión en Huesca, el puente de San Miguel abría este domingo tras quedar cerrado al tráfico el sábado por el desbordamiento del río en esa zona. El poco volumen de agua de Arguis ayudó a que el Isuela no se desboradara, y causara daños en el interior de la ciudad de Huesca.

Bomberos, Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil llevaron a cabo diferentes acciones a lo largo del fin de semana: 12 personas tenían que ser rescatadas en una caseta de los huertos ubicados frente al cuartel de la policía, en Manuel Artero; otras 5 eran rescatadas en la zona de la depuradora, en una edificación de la carretera de Sariñena. Todas habían quedado atrapadas por el agua.

Calles anegadas, goteras, agua en garajes, e incluso un árbol caído en Lucas Mallada fueron otras de las actuaciones a las que tuvieron que hacer frente.

COMARCA DE LA HOYA DE HUESCA

Los municipios de la comarca de La Hoya recibían cantidades muy diferentes de agua. Biscarués, las Peñas de Riglos o Ayerbe se veían afectadas por las precipitaciones, teniendo que cerrarse la carretera que va desde este último municipio hasta Murillo de Gállego por el agua, situación que se repetía en la carretera de Biscarrués.

Almudévar era una de las localidades más afectadas de la comarca: cortes de luz, garajes inundados, desbordamiento del Barranco de las Pilas por la mañana y a punto estuvo de desbordarse también el de Las Fuentes por la tarde. Bomberos voluntarios y efectivos de Protección Civil de la comarca se desplazaban hasta la zona para intentar achicar agua y evitar que ésta llegara hasta las granjas y casas más próximas. Se recogían desde el viernes entre 170 y 180 litros por metro cuadrado.

En Biscarrués la lluvia dejaba durante el fin de semana alrededor de 150 litros, no causando ningún daño de consideración. En esta localidad se aprovechó la crecida del caudal del río para realizar varios descensos en canoa. Los efectos de la lluvia en Biscarrués los valora la concejal de CHA, Lola Giménez, como positivos por lo seco que estaba todo.

En Ayerbe también se ha valorado positivamente la lluvia de estos días. Apenas ha habido daños, y ha ayudado al campo, y a la limpieza de aceras y alcantarillas. Durante todo el fin de semana se han recogido en esta localidad entre 200 y 220 litros por metro cuadrado.