Balance 'desastroso' en el Valle del Aragón a la espera de cuantificar daños

Castiello de Jaca

Los alcaldes del Valle del Aragón, los más afectados por las intensas lluvias del fin de semana se han mostrado unidos y firmes a la hora de solicitar rapidez en la actuación de las autoridades de declarar la zona como ‘catastrófica’. El alcalde de Castiello de Jaca y presidente de la mancomunidad del Valle del Aragón, Álvaro Salesa ha dicho que aunque hay que esperar para conocer los datos definitivos el balance es ‘desastroso’. La visita de la presidenta del Gobierno de Aragón no ha aclarado mucho las cosas, porque ha dicho que ‘la valoración de los daños será importante para ver si se toma esa determinación’. Mientras, los vecinos de Castiello que perdían sus casas ya han sido realojados en pisos.

Aunque tienen que pasar unos días para conocer en cifras de los daños de la crecida del Río Aragón a su paso por el Valle del Aragón, todos los alcaldes de las localidades afectadas coinciden en que van a ser muy cuantiosos.

En Canfranc, su alcalde Fernando Sánchez, ha indicado que pistas, caminos, la nave de la mancomunidad, parte del canal de abastecimiento a Canfranc Pueblo y la estación, donde se han venido varias laderas abajo y hay vías sepultadas son algunas de las zonas más afectadas.

En Castiello de Jaca, su alcalde, Álvaro Salesa, ha asegurado que ‘aunque los daños en la zona del pueblo cercana al río son importantes, lo más relevante son las familias afectadas que han perdido sus casas’. Ahora, ha indicado Salesa, ‘habrá que coordinar los trabajos con la CHE, pero habrá que esperar a que el río alcance niveles normales’.

En Villanúa, su alcalde, Luis Terrén, ha explicado que hay tres zonas afectadas, la primera el edificio del centro de interpretación que está en una ‘situación inestable y habrá que evaluar cuando baje el río’, la segunda la zona media del río a su paso por esta localidad, donde ‘ha el agua ha afectados a la zona de varios parques, y la tercera la zona de la piscifactoría y el parque aventura.

En Borau, según su alcalde, Daniel López, las mayores afecciones son las de las carreteras, caminos y pistas, y ‘habrá que ver si cuando baje el río la cosa no es peor de lo que parece’.

Y en Aísa, también, los caminos y las riberas de los ríos son lo peor parado. El teniente alcalde de Aísa, Eduardo Roldán, ha dicho que ‘en cuanto a la estación de Candanchú hay algunos desperfectos pero no son importantes’, aunque sí que ha afirmado que ‘esto era lo que le faltaba al Valle del Aragón’.

En Jaca, el alcalde, Víctor barrio, ha indicado que lo peor está ahora en la zona de los puentes, sobre todo el puente nuevo, donde se ha acumulado una gran cantidad de escombro que está taponando los ojos del puente y habrá que estar pendiente para que no vaya a más. También se está muy alerta en cómo evoluciona la ladera en la que se ubica el canal de abastecimiento del agua de la ciudad, muy afectada por la crecida del río Aragón.

Además, desde la comarca de la Jacetania se ha apuntado que aunque los del Valle del Aragón son los lugares más afectados, hay que valorar lo que ha pasado en otros puntos jacetanos, donde el agua ha afectado a campos ya sembrados, huertas, caminos, pistas, senderos y un largo etcétera, para cuantificar los daños generales de toda la comarca.

Comentarios