Obras Públicas espera reabrir la carretera del Balneario de Panticosa antes del fin de semana

El Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón está trabajando con la previsión de poder abrir la carretera A-2606 de acceso al Balneario de Panticosa, afectada por las últimas lluvias, antes del fin de semana. El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, acompañado por el director general de Carreteras, Miguel Ángel Arminio, ha visitado la Comarca del Alto Gállego para ver alguna de las infraestructuras afectadas por las últimas lluvias, entre ellas esta carretera.

Rafael Fernández de Alarcón ha explicado que esta vía “está peligrosa, por eso el Consejo de Gobierno ha aprobado varias obras de emergencia, entre ellas las de esta carretera, para solucionarlo cuanto antes. Ya están trabajando las brigadas de la Dirección General de Carreteras y a partir de este miércoles entrará un contratista independiente para ayudar en los trabajos y poder abrir al tráfico antes del viernes”

Asimismo, el consejero de Obras Públicas ha afirmado que “continuarán con los trabajos de reposición de los daños causados en la carretera y seguiráns trabajando para que el Balneario esté abierto siempre”.

En una primera estimación, las actuaciones para reparar esta vía supondrán una inversión de aproximadamente 400.000 euros. Rafael Fernández de Alarcón ha detallado que está afectada “la plataforma de la carretera, por socavones y derrumbes, que hacen que esté peligrosa”.

Esta visita se enmarca en las acciones que está llevando a cabo el Gobierno de Aragón para conocer in situ los daños producidos y adoptar las medidas necesarias para corregirlos. Por ello, con la finalidad de reparar en el menor tiempo posible las infraestructuras afectadas por las lluvias del pasado fin de semana, el Gobierno de Aragón aprobaba este martes, emprender actuaciones de urgencia inicialmente en 30 vías con una previsión de coste de cerca de 4,5 millones de euros para garantizar una adecuada seguridad vial y unas correctas infraestructuras.