La Universidad de la Experiencia arranca con subida de tasas y resiste a los recortes

Los alumnos matriculados en la Universidad de la Experiencia asistían al acto de apertura del curso 2012-2013, que se celebraba en el centro de la UNED de Barbastro. Los problemas económicos ponían en jaque la continuidad de esta iniciativa por los recortes y la subida de tarifas, pero en Barbastro se pasaba de 43 a 67 personas inscritas en el curso.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales recortaba en 45.000 euros, que destinaba a la Universidad de la Experiencia de Zaragoza (UEZ) remarcaba Agustín Ubieto. Por ello, según sus palabras habían aplicado ingeniería financiera, tenía mérito salir adelante.

Destacaba Ubieto que los ayuntamientos no habían fallado, además de la importante complicidad de los profesores y de los alumnos.

El aumento de la matrícula de los alumnos de Barbastro, pasaba de 45 a 60 euros, una cuantía inferior a otras instituciones que oscilaban sobre los 250 euros. En este caso, el Ayuntamiento de la ciudad del Vero sufragaba una parte, señalaba el jefe de estudios, Pedro Ciria.

Durante el acto, se realizaba la entrega de los diplomas a los alumnos que habían finalizado el programa básico. Por su parte, José María Marín, profesor de la Universidad de Zaragoza, ofrecía la conferencia de inauguración sobre “Geografía de la desigualdad”.

Los seis cursos monográficos serán a partir de 5 de noviembre y se componen entre “La Arqueología como fuente de conocimiento histórico”; “Ciencia y comunicación: claves para la divulgación de la ciencia”; “Historia del deporte y de la actividad física”; “Grandes hitos de la Historia del Arte: un viaje a través del Tiempo; “Saber la arquitectura II. Del siglo XX al siglo XXI; y “La herencia grecolatina en el español actual”.