Asaja plantea sus líneas básicas para el desarrollo de la Agroindustria

Una amplia representación de la agroindustria (productores, distribuidores, organizaciones empresariales, etc.) participó en un foro organizado por el Partido Popular en Huesca, para recabar propuestas y debatir el futuro de este importante sector económico que tanto peso tiene en la provincia. Destacó la presencia del consejero Modesto Lobón, el presidente de la Comisión de Agricultura de las Cortes, Joaquín Salvo, el diputado Antonio Torres, o la alcaldesa de Huesca, Ana Alós, además de numerosos representantes institucionales. En su transcurso, la organización agraria ASAJA planteó un programa con lo que, en su opinión, son los grandes ejes en los que debe basarse el desarrollo de la agroindustria en la comunidad autónoma: producción, transformación y comercialización.

En cuanto a la producción, creen que es necesario que exista agua suficiente para el abastecimiento de este sector, y que haya unos costes energéticos que puedan ser asumibles.

Las políticas de Desarrollo Rural deben favorecer la modernización de explotaciones agrícolas y ganaderas, la incorporación de jóvenes al sector agrario, y debe haber una política de ayudas a cultivos, ganaderías y zonas desfavorecidas. El regadío debe tener apoyo suficiente.

Aseguran que se necesita una política adecuada de seguros agrarios, coherentes, que garanticen los costes de producción y las siembras en zonas desfavorecidas y poner bajo paraguas a las grandes zonas productivas de arroz, maíz y frutales.

Creen que hay que apostar firmemente por las ganaderías, extensiva e intensiva, por su labor de vertebración del territorio, asentamiento de población y su aportación de valor añadido.

Al hablar de transformación, apuestan por dotar de servicios básicos a polígonos industriales (energía, redes de distribución ferroviaria y carreteras, así como servicios de telecomunicaciones e Internet)

Y en cuanto a la comercialización, también apuestan por aprovechar el potencial del enclave geográfico en el que nos encontramos, el Valle del Ebro, pasillo entre País Vasco, Cataluña, Navarra, Rioja,…puerta hacia Europa. Desde ASAJA consideramos que hay que dar un fuerte apoyo a las D.O. e incluso trabajar en otras posibles.

De esta manera, afirman, se creará un complejo agroindustrial en la provincia de Huesca, firme y fuerte dentro de Aragón y bien situado en España.