Cosculluela pide una reunión con el consejero Oliván ante el “desamparo” de los usuarios de teleasistencia

El hecho de que no se incluya en los presupuestos de 2013 ni una sola partida para la financiación del servicio de teleasistencia domiciliaria preocupa, y mucho, en la Diputación Provincial de Huesca. Por eso, esta entidad ha pedido una reunión con el consejero de Sanidad y Bienestar Social.

La idea es transmitir a Ricardo Oliván la situación “de desamparo” en que quedarán los usuarios de este servicio social y buscar soluciones frente a los recortes del Gobierno Central para seguir atendiendo a estas personas “con un servicio de calidad como el que hasta ahora se está desarrollando”.

En la carta enviada al consejero, el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, señala que serán muchas las dificultades que el ente tendrá para financiar este servicio, pues no pueden aumentar el presupuesto más del 1’7% (tal y como fija el techo de gasto) y se verían en la complejidad de “detraer partidas de otros servicios e infraestructuras que financiamos desde la DPH y que son necesarias para nuestros municipios”.

Cabe recordar que la Diputación Provincial de Huesca puso en marcha a finales de 1992 el servicio de teleasistencia que, desde entonces, financia al 50% con el IMSERSO y cuya demanda ha crecido con el paso de los años. En la actualidad hay 4.000 usuarios de este servicio.

MOCIÓN DEL PSOE EN LA DPH

El Grupo Socialista de la Diputación Provincial de Huesca presentará una moción al pleno del próximo 2 de noviembre en la que se pedirá al Gobierno de Aragón que recoja en los presupuestos para 2013 financiación suficiente para garantizar el mantenimiento del servicio en la provincia de Huesca, en las mismas condiciones de calidad que se presta actualmente.

Recuerdan además que la Diputación Provincial ya financia actualmente el 50% del coste de la Teleasistencia, a pesar de no ser de su competencia, y que el Gobierno Central ha eliminado las aportaciones que venía realizando a este servicio en los Presupuestos Generales del Estado.

Comentarios