El Peñas intenta recuperarse del duro palo ante Breogán

Semana dura la que empieza para los peñistas que el pasado viernes acabaron el partido ante el Breogán de Lugo muy tocados por todo lo que sucedió en la pista y la pobre imagen ofrecida ante los aficionados en el Palacio de los Deportes. Los números no dejan lugar a dudas con bajísimos porcentajes en el tiro que dejaron al Lobe Huesca en 43 puntos, una cifra poco habitual en categorías profesionales del baloncesto.

Hacia tiempo que no se veía en el pabellón tanta impotencia y es que para un equipo joven e inexperto como el peñista habrá que ver como encaja estas cuatro derrotas seguidas que tienen al Peñas en el último puesto con el Orense, que tampoco se ha estrenado todavía.

Hay que recuperarse y como decía Costa al final ‘no hay otra cosa que levantarse’ y que el equipo ‘tenemos que seguir todos unidos para ayudarnos a salir adelante’. No puso paños calientes el entrenador que destacó que los jugadores lo intentaron y no hubo acierto y que el camino es buscar las cosas positivas para mejorar y empezar a pensar en positivo.

El calendario no ayuda en este inicio puesto que se ha jugado con Andorra, que ha ganado los cuatro partidos, Burgos y Breogán, que son dos de los favoritos, y la lástima es que el Lérida no se pudiera haber conseguido vencer puesto que los catalanes solamente llevan esa victoria.

Ahora hay que visitar el domingo, a partir de las 12.30 horas, al Lucentum Alicante, otro hueso que viene de ganar en Burgos, y luego recibir a Melilla que este año parece que no está tan fino, pero que tiene buen equipo. Este partido también será en domingo por la mañana, a las 11 horas.

En el club quieren transmitir calma y serenidad y confiar en que la situación pueda ir mejorando. Este año la liga es más corta y eso implica que sería muy peligroso quedase abajo puesto que será más difícil el remontar.

Comentarios