Aragón defiende las ventajas de la TCP en el Proyecto europeo Pirene

El Eje 16 y la Travesía Central Pirenaica pueden llegar a captar más de 34 millones de euros en 2035 y generar un impacto económico en España de 1.200 millones de euros anuales. El corredor central y la Travesía Central Pirenaica, es un eje fundamental para Europa, como apuesta de futuro para la intermodalidad, con demanda sostenible, ofreciendo al sector del transporte capacidad para competir con Italia y Francia, menos costoso y más rápido de poner en servicio frente a otros ejes mixtos o con problemas de congestión. Sobre esta infraestructura se ha hablado este lunes en la sesión de clausura del Proyecto europeo Pirene IV que ha sido inaugurada por el consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transporte del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón con la asistencia del vicepresidente de la región MidiPyrenees, Charles Marziani, responsable de transportes colectivos e infraestructuras de transporte.

Fernández de Alarcón ha indicado que esta reunión “es un paso más de cara a la relaciones de todo el Sudoeste europeo, a las relaciones entre España, Francia, MidiPyrenees y Aragón. Vamos a reafirmar la necesidad de este ferrocarril que es fundamental para el desarrollo económico de todo el Sudoeste europeo y que, afortunadamente, en la última bilateral entre los presidentes del gobierno español y francés se acordó relanzar. Estamos en buen momento para la Travesía, lógicamente es un proyecto a largo plazo”, ha explicado.

Además, ha añadido “que tenemos cinco millones de euros para hacer los estudios puestos por la Unión Europea. Y una vez que el gobierno español y francés han acordado proseguir estos estudios en el marco de la Agrupación Europea de Interés Económico, se va a progresar lo posible durante 2013”, ha indicado el consejero Fernández de Alarcón.

A su vez, vicepresidente de la región MidiPyrenees, Charles Marziani ha explicado que para su región la TCP es “necesaria e imprescindible para poder lograr que MidiPyrenees esté conectada con el resto de Europa”, ha apuntado.

PIRENE IV es un proyecto europeo centrado en realizar las actividades necesarias para acelerar la puesta en marcha de una red de transportes eficaz en todo el Sudoeste europeo, capaz de solucionar los problemas de saturación de tráficos actuales y en una perspectiva de reparto modal y respeto medioambiental. Por  ello, el consejero Fernández de Alarcón considera que sólo se conseguirán esos objetivos con la puesta en marcha de corredores como el eje 16 de las RTE-T, esencial para el desarrollo económico de España, de la Península Ibérica y de Europa, así como para las relaciones con el Norte de África; un eje que indudablemente mejora la competitividad y la productividad del Sudoeste europeo, para España, Francia y Portugal, y para que Europa sea competitiva frente a otras zonas del mundo.

Durante esta sesión de clausura se han presentado los tres estudios realizados por la Fundación transpirenaica centrados en el impacto de la puesta en marcha eje Sines/Algeciras-Madrid-Paris y la Travesía Central de los Pirineos en el PIB y en el empleo, en una escala nacional, transnacional y europea; en el análisis de la demanda de transporte ferroviario de mercancías a través del eje Sines/Algeciras-Madrid-Paris y la Travesía Central de los Pirineos y en el análisis comparativo de la construcción, financiación, explotación, viabilidad y rentabilidad de infraestructuras similares a la Travesía Central de los Pirineos, incluida en el eje ferroviario Sines/Algeciras – Madrid – París, en particular el túnel de la Mancha, y las conexiones realizadas en los Alpes.

Asimismo, los estudios demuestra que es rentable y viable. En la actualidad existe hoy el conocimiento y las capacidades técnicas de sobra para realizar infraestructuras de este tipo dado que túneles similares se están construyendo en Los Alpes, como el de Loestchberg o el de San Gotardo.

El Gobierno de Aragón seguirá trabajando en la puesta en marcha de esta infraestructura con el apoyo del Ministerio y del resto de Comunidades Autónomas implicadas. Muestra de ello es el Congreso que tuvo lugar en Extremadura el pasado mes de junio, en el que los presidentes de Castilla la Mancha, Extremadura, Madrid y Aragón firmaron un protocolo para poner en marcha un grupo de apoyo a esta infraestructura. Y también la última declaración franco-española emitida por los Jefes de Estado de España y Francia, el pasado 10 de octubre.

También los Europarlamentarios españoles han presentado enmiendas de apoyo a la Travesía Central de los PIrineos, para conseguir enmendar el error producido en la propuesta de la Comisión Europea y conseguir que esta infraestructura forme parte nuevamente de la red básica en las Redes Transeuropeas de Transporte.