Veinte años colaborando con los refugios de montaña

Unos 10 millones de euros invertidos en los últimos 20 años en 30 actuaciones diferentes. Estas son las cifras que se reflejan de los convenios entre la Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Huesca y la Federación Aragonesa de Montañismo que han servido para reforzar el papel que este tipo de instalaciones tienen en el ámbito de la montaña.   Tanto la mejora de estos refugios como la puesta en marcha de otros nuevos, como el de Bachimaña en Panticosa o el de Llasuet en Montanuy suponen una necesidad cubierta para montañeros, senderistas y escaladores que utilizan este recurso bien para pernoctar o bien para realizar una parada.   Destacar que conforme se han mejorado estas instalaciones, se ha visto aumentado su uso. De hecho, en 2010 los refugios albergaron 72.000 pernoctaciones en toda la provincia, cifra que en 2011 aumentó hasta las 79.000 pernoctaciones.  De los 19 refugios de montaña (incluido el de Llauset) que gestiona la Federación Aragonesa de Montañismo en esta Comunidad Autónoma, 17 se ubican en la provincia altoaragonesa. Constituye un importante recurso turístico, tanto desde el punto de vista económico como deportivo.   Además, esta red de refugios de montaña es hoy por hoy un soporte logístico fundamental en el desarrollo de las actuaciones de rescate de alta montaña así como en la correcta ejecución de las evacuaciones correspondientes. También, el hecho de una presencia permanente de guardas en los mismos garantiza una adecuada utilización del medio natural gracias a la información, recomendaciones y observaciones que llevan a cabo.

Comentarios