“Panellets” y huesos de santo para festejar Todos los Santos

Siempre que se habla de una celebración, hay un producto gastronómico unido a ella. En el caso de Todos los Santos, sin lugar a dudas son los “panellets” y los huesos de santo. Dos productos elaborados con harina de almendra y azúcar que, a día de hoy, ocupan un lugar especial en las pastelerías y en las cocinas, en especias, en las poblaciones de la zona oriental de Aragón. A pesar de que los “panellets” proceden de Cataluña, cada vez están más presentes en la provincia de Huesca, ya sea por la cercanía o porque son muchos los catalanes que, durante el puente, se acercan hasta el Altoaragón y buscan, en las pastelerías, este producto. Los ingredientes básicos para su elaboración son la harina de almendra marcona, azúcar y agua, así como piñones de Castilla y la propia almendra para su decoración aunque, en épocas de vacas flacas, también se realizaban con patata y boniato.  Y a pesar de que, en las pastelerías, se trabaja en la innovación de este producto, dándoles diferentes formas o con nuevos sabores, los de almendras y piñones siguen siendo los preferidos por los consumidores. En cuanto al precio, se trata de un producto un tanto caro pero cabe resaltar que se elabora de forma artesanal y que el precio de la almendra y de los piñones es elevado. Por otra parte, están los huesos de santo. En este caso, se trata de una masa plana con base de almíbar, rellena de crema o mermelada que también tiene una muy buena acogida.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios