El gobierno central dice a Riegos que no hay dinero para Biscarrués y Almudévar, y que hay que elegir

El Ministerio de Medio Ambiente ha dicho que no dispone de 300 millones de euros para poder ejecutar al mismo tiempo la balsa de Almudévar y el Biscarrués pequeño, lo que deja a Riegos del Altoaragon en una situación muy delicada ya que el sindicato siempre consideró que un proyecto sin el otro no tenía sentido. El presidente de Riegos, Cesar Trillo, cree que tiene que ser el Ministerio quien decida cuál de los dos proyecto ejecutar primero. Pero sea de una u otra manera el sindicato de regantes no renunciará a que se ejecuten ambas obras.   Esta cuestión la trasladó recientemente a los regantes Trillo en una reunión tras la que se han suscitado no pocas críticas.  En los corrillos de los regantes se habla de decepción y no falta quién dice sentirse engañado, ya que Riegos cedió al acuerdo de la Mesa del Agua renunciando al Biscarrués grande y ahora se sienten engañados.  Trillo no emplea la palabra engañado, pero si al final no se ejecutan las dos obras, dice, será inevitable ese sentimiento.   Lo cierto es que el compromiso del Ministerio era la realización de las dos obras. De hecho, se esperaba la licitación antes de final de año de ambos embalses.  Pero ese escenario parece inviable en estos momentos, ya que, ni hay dinero y, además, sobre la Declaración de Impacto Ambiental del Biscarrués pequeño pesa un recurso que se ha presentado, lo que podría retrasar esa obra.  En Riegos no se quiere aceptar de manera abierta, pero todo hace indicar que, si hay licitación antes de año, será de la balsa de Almudévar, dejando para más adelante el otro proyecto. De hecho, algunas comunidades consultadas por Radio Huesca Digital, dan por perdido el Biscarrués pequeño.

Comentarios