UAGA-COAG pide flexibilidad en los tiempos de la adaptación a la nueva normativa de bienestar animal

Según los datos oficiales a los que ha tenido acceso COAG, 8 de cada 10 explotaciones de porcino españolas tendrán adaptadas sus instalaciones a la nueva normativa de bienestar animal de la UE antes de que finalice el mes de diciembre. Previamente, los ganaderos han tenido que enviar al Ministerio de Agricultura un calendario de modificación de las instalaciones o bien un plan de ajuste, en los cuales se especifique la situación prevista a 1 de Enero del 2013, fecha de entrada en vigor de la nueva reglamentación comunitaria. Dado que no todos los ganaderos podrán tener sus explotaciones adaptadas, esta organización agraria pide a las Comunidades Autónomas y a la Unión Europea que se agilicen los trámites y se sea sensible con los tiempos de adaptación.

Los ganaderos ya han mostrado su buena predisposición y han informado a las autoridades competentes sobre sus planes de futuro, pero UAGA-COAG ha solicitado a la Administración que utilicen esta información de manera indicativa, ya que sus planes podrían sufrir ciertos retrasos por cuestiones ajenas a su voluntad: dificultades para acceder a los créditos, retraso de las ayudas regionales y la falta de material en el mercado, caso de rejillas, por ejemplo.

En este sentido, desde COAG se ha reclamado a las Comunidades Autónomas que agilicen los expedientes de aprobación de líneas de financiación y a las entidades bancarias que faciliten el acceso a los créditos. Recuerdan que es muy complicado contar con la liquidez necesaria para afrontar la elevada inversión, ya que el coste de adaptación de una granja de 500 madres se eleva a 175.000 euros por explotación. También piden a la Unión Europea flexibilidad para que los ganaderos que hayan iniciado el proceso puedan continuar con su actividad más allá de enero de 2013, aunque su explotación no esté adaptada al 100%.

La entrada en vigor de la nueva normativa implica, entre otros aspectos, un aumento de la superficie mínima de suelo libre para los distintos tipos de cerdos, el alojamiento en grupo de las cerdas gestantes y un revestimiento específico para el suelo de la explotación.

UAGA-COAG asegura que, en la Unión Europea, cerca de 25 millones de cerdos pasarán las Navidades en granjas de cinco estrellas.

Comentarios