Primer año de homenaje en el cerro de las Mártires sin las chabolas

Cada 1 de noviembre el ayuntamiento de Huesca, junto a representantes del ayuntamiento de Ejea de los Caballeros, se desplazan hasta el cementerio de las Mártires para rendir homenaje a Manuel Abad y sus compañeros republicanos. Este año es el primero que el acto tenía lugar en este cerro sin las chabolas que llevaban instaladas en su loma 39 años.

Con el derribo de las chabolas de la loma de las Mártires se ha llevado a cabo el primer paso para comenzar con el proyecto de construcción del nuevo parque. Se extenderá a lo largo del cerro y en una de las fases se contempla la construcción de un monumento en el actual cementerio civil, en memoria de los represaliados civiles durante la Guerra Civil. La alcaldesa de Huesca quiere que el proyecto esté listo el próximo año, posiblemente, para estas mismas fechas, asegura.

La imagen de la loma de las Mártires ya no es la de las 12 infraviviendas donde habitaban 8 familias gitanas. El Ayuntamiento de Huesca ha apostado por la integración y ha realojado a 6 de ellas, 24 personas que ya viven en los pisos sociales que les ha facilitado el consistorio.

Un cambio importante que destacaba en el homenaje que tradicionalmente se lleva a cabo cada 1 de noviembre en el cementerio de las Mártires.

El ayuntamiento de Huesca, junto a representantes del ayuntamiento de Ejea de los Caballeros, rendían homenaje al republicano Manuel Abad y sus compañeros republicanos, depositando una corona de flores ante el monolito que, en su memoria, se levanta en el Cementerio de las Mártires.

La figura de Manuel Abad ha sido muy importante en la historia de las Cinco Villas por su defensa de la libertad. Manuel Abad, al mando de una facción republicana, protagonizó un levantamiento revolucionario, en 1848, en Ejea. Posteriormente llegó a Huesca y de aquí a Siétamo, donde la facción fue reducida por las tropas gubernativas. Los protagonistas de la insurrección fueron fusilados en las afueras de Huesca, los días 5 y 7 de noviembre. En 1885, por suscripción popular y aportación del ayuntamiento de Huesca, se levantó un pequeño mausoleo en el Cementerio de las Mártires, para honrar la memoria de la partida republicana de las Cinco Villas.

Comentarios