Nuevo palo para el Peñas, esta vez en Alicante

El CB Peñas cosechaba una nueva derrota, esta vez en Alicante (85-53) en un encuentro en el que los peñistas solo ofrecieron resistencia hasta el descanso, que terminó con un 43-35. Se trata pues de la quinta derrota del equipo en este inicio liguero y además se sitúa colista de una clasificación donde cada vez la situación se está poniendo más cuesta arriba para el equipo de Quim Costa que volvió hacer unos números muy pobres en el Centro de Tecnificación de Alicante.

El Lobe Huesca no pudo hacer nada ante un rival que desde el principio llevó la voz cantante, pero en los dos primeros cuartos los oscenses estuvieron metidos en el partido en todo momento. El primero terminó con ventaja local de 4 puntos, 27-23, y el segundo siguió la misma tónica, ampliando distancia los alicantinos hasta los 8 puntos, 43-35.

Fue en la reanudación, ya en el tercer cuarto, cuando llegaron los mayores problemas del Peñas, que con un parcial de 20-4 (haciendo el 63-39) ya no tuvo opciones de sacar algo positivo en la pista alicantina. Si ante Breogán fueron tres puntos en el último cuarto, en este eran 4 en el tercero, volviendo a poner de manifiesto los problemas de anotación de los peñistas.

En el último cuarto los altoaragoneses consiguieron anotar más puntos, pero los locales no se dejaron sorprender y, con la renta ya adquirida, se llevaron finalmente el triunfo por un contundente 85-53.

Los números fueron bastante flojos con un 35% en tiros de campo, con un 14% en triples. 17 perdidas de balón. En cuanto anotadores, Samuels hizo 17 puntos y Abouo 12 puntos. Los demás se quedaron con pobres guarismos anotadores. La valoración de todo el equipo fue de 22.

El Peñas tiene que rehacerse lo antes posible, aunque cada vez con estas dolorosas derrotas será más complicado, y pensar ya en el próximo partido, el domingo 11 de noviembre a las 11.00 de la mañana en el Palacio de los Deportes ante Melilla, equipo que solo ha conseguido una victoria desde el inicio de la temporada. Acabar con el infierno de las derrotas tienen que ser el objetivo.

Comentarios