El INAEM contempla el cierre de los Puntos de Apoyo de Boltaña, Sariñena y Graus

El director gerente del INAEM, Jorge Escario, ha presentado el plan de reestructuración interna, con la finalidad de optimizar recursos humanos y materiales. Dicho plan asegura el trabajo efectivo y garantiza las condiciones laborales de los trabajadores afectados, y supondrá un ahorro de medio millón de euros anuales en gastos generales. En la provincia de Huesca, entre otras medidas, se contempla el cierre de los Puntos de Apoyo de Boltaña, Sariñena y Graus.   Lo mismo ocurre con los Centros de Formación para el Empleo de Monzón y Fraga. Se redistribuirán los efectivos, funcionarios o laborales a otros centros de trabajo del INAEM, como instrumento necesario para asignarles trabajo adecuado y atender la demanda existente, preferentemente en la misma localidad.    Con este plan se quiere dotar a la Comunidad de los recursos financieros necesarios para el cumplimiento de las funciones que tiene encomendadas en el ámbito de la intermediación y la empleabilidad de los demandantes de empleo. Por ello su primer objetivo es la adecuación de plantillas a la nueva organización del trabajo, atendiendo a las necesidades y demandas actuales, y en relación a la carga de trabajo.   Además del ahorro que supondrá, y dado que en los presupuestos de 2013 se respeta la misma cantidad que el año anterior, el INAEM tendrá una mayor disponibilidad de recursos para políticas activas de empleo. Y es que, en la actualidad, el número de parados registrados en la red de oficinas del INAEM se mantiene en torno a las 110.000 personas, sin que exista una perspectiva de disminución a corto plazo.   Ante esta situación, el plan reconsidera la viabilidad de algunas unidades tanto la red de oficinas de empleo, como la red de centros de formación, en función del área geográfica donde prestan servicios, la proximidad de otras unidades de la red y el avance de las comunicaciones y de los servicios telemáticos implantados.  El plan contempla, además, una redistribución de puestos de trabajo vacantes en otras unidades, hacia la red de Oficinas de Empleo, en aquellas localidades con mayor número de demandantes inscritos. Dichas medidas prevalecerán sobre otros procesos de selección o provisión de puestos de trabajo en tramitación, de tal manera que cabrá sustituir o suprimir aquellos puestos que se vean afectados para ser ocupados por el personal redistribuido. Éste será objeto de negociación entre los representantes de la administración y las organizaciones sindicales presentes en la mesa sectorial de la Administración General.

Comentarios