Ayudas de 4 millones de euros para el desarrollo de la actividad industrial en Aragón

Con objeto de favorecer el desarrollo de la actividad industrial en Aragón, este martes se aprobaba en Consejo de Gobierno ayudas con una dotación inicial de 4 millones de euros. Cuantía que podría incrementarse hasta los 11 millones en función de la cofinanciación de fondos europeos disponible durante el periodo 2014-2020, que habrá que negociar el próximo año. La convocatoria tiene novedades como la que se da en la categoría de ayudas a la inversión, que contemplará únicamente a aquellas empresas que hayan creado nuevos contratos de empleo en 2013.  Aunque la dotación adicional que puedan tener estas ayudas se estima en 7 millones de euros, que se añadirían a los 4 comprometidos en este momento, el montante final dependerá también de los recursos adicionales que la Comunidad Autónoma disponga en el ejercido de aplicación.    Así, aunque el periodo de gastos subvencionables de esta convocatoria va del 1 de enero al 31 de diciembre de 2013, las ayudas se financiarán con cargo al presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2014, que es el ejercicio en el que se abonarán, una vez que las empresas presenten las oportunas justificaciones de las inversiones que realicen el año que viene. De ahí la necesidad de autorizar la tramitación anticipada que el Consejo ha aprobado.   El plazo de presentación de solicitudes a estas ayudas será de un mes a partir de su publicación en el Boletín Oficial de Aragón. Podrán optar a ellas como beneficiarios las empresas radicadas y que desarrollen o vayan a desarrollar su actividad en Aragón, siempre que realicen actividad industrial u otras complementarias que contribuyan al crecimiento industrial.   NOVEDADES DE LA CONVOCATORIA   Entre las novedades de la presente convocatoria se encuentra -en la categoría de ayudas a la inversión- el requisito indispensable de que la empresa que opte a recibirlas haya formalizado nuevos contratos de empleo en 2013, de modo que su plantilla se incremente respecto a la media del ejercicio anterior. Este mismo criterio tendrá el máximo peso en la ponderación de la concesión de las ayudas en el resto de categorías.   Además se introducen y especifican criterios relacionados con la internacionalización y la exportación, dándoles un mayor peso para todas las categorías. También se añaden elementos que permitirán resolver más rápido las ayudas -el plazo máximo para resolverlas será de 6 meses- y sube el porcentaje de la mínima inversión a justificar para poder cobrar, que pasa del 10% al 25%.   Por otra parte y en el caso de que no hubiera suficientes solicitudes que reunieran los requisitos precisos, se podrá incrementar el porcentaje de las subvenciones concedidas, de manera prorrateada entre las que sí cumplen, hasta agotar el presupuesto disponible.

Comentarios