CHA reclama un plan para frenar el éxodo de jóvenes aragoneses

Un Plan de urgencia para frenar el creciente éxodo de jóvenes aragoneses y aragonesas. Esta es la propuesta que CHA hará al Gobierno de Aragón a través de una iniciativa parlamentaria: “en el último año se han ido de Aragón 12.000 jóvenes de entre 20 y 24 años que no encuentran aquí expectativas de futuro para desarrollar un proyecto de vida autónomo, y hay que esforzarse por revertir esta tendencia porque Aragón pierde capital humano y talento de cara al futuro, vida en nuestros pueblos, futuras familias y gente”, ha afirmado la portavoz, Nieves Ibeas.

Ibeas preguntó a la presidenta del Gobierno de Aragón por esta cuestión en el pleno del pasado 26 de octubre, pero la respuesta de la presidenta fue absolutamente tibia: “aunque no pudo menos que asumir que la situación que le planteamos es real y dramática, la relativizó señalando que se van menos jóvenes de Aragón que la media estatal, y así no se afronta un problema tan serio como éste”.

Para Ibeas, las medidas económicas, laborales y sociales adoptadas hasta la fecha y que Rudi detalló no están siendo eficaces, porque no solo no se está frenando el éxodo juvenil ni el desempleo, que es una de sus principales causas, sino que está aumentando vertiginosamente: en la franja de edad de menos de 25 años, la tasa de paro es en Aragón del 44,23 %, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). “Y encima recortan el 35% en el presupuesto del INAEM para 2013, el 17,8% en el Instituto Aragonés de la Juventud o el 93,5% para el Consejo de la Juventud”, ha criticado.

La portavoz de CHA exige que el Plan tenga carácter transversal porque hay muchas otras cuestiones que contribuyen al éxodo, como el encarecimiento del acceso a los servicios públicos, especialmente la educación, la falta de ayudas a la emancipación y los problemas para acceder a una vivienda o el parón en la I+D+i: “el Gobierno de Aragón debe trabajar mucho más y con más acierto para resolver este problema en vez de adoptar medidas que fuerzan la emigración de jóvenes investigadores e investigadoras que no tienen la mínima oportunidad de desarrollar su potencial en esta tierra, con el perjuicio lógico para Aragón que implica esta fuga imperdonable de talentos”.

Comentarios