Supuesta estafa por más de un millón de euros a una entidad bancaria

Tres vecinos de la Hoya de Huesca han sido imputados por delitos de estafa, usurpación de estado civil, falsificación de documento privado y falsificación de documento mercantil en una trama por la que habían estafado más de un millón de euros a varias entidades bancarias, en la que se ha llamado Operación "Pastizal". El equipo de patrimonio de la Guardia Civil de Huesca instruyó las diligencias y los tres detenidos fueron entregados al Juzgado de Instrucción nº3 de Huesca que decretó libertad bajo fianza con cargos a todos ellos.

Estas personas, a través de varias empresas giraban recibos falsos de operaciones comerciales inexistentes obteniendo así dinero que era desviado a otras cuentas. Las empresas denunciadas habían urdido un sistema, mediante el cual habrían conseguido que por parte de la entidad bancaria se les otorgasen pólizas de crédito y líneas de descuento, avaladas por contratos comerciales del sector agrícola, ha quedado demostrado que se encontraban falsificados.

Una vez conseguidas las pólizas y líneas de crédito se giraban recibos falsos de operaciones comerciales inexistentes y el dinero obtenido era desviado a otras cuentas de empresas investigadas, ocultando el nombre con el de otras empresas, aparentando ser operaciones comerciales usuales.

Cuando se vencía el plazo de los recibos, los mismos eran presentados al cobro o bien eran devueltos mediante banca electrónica, siguiendo de esta manera con esta rueda de financiación conocida como "peloteo bancario".

Tras el análisis de 290 cuentas bancarias, abiertas en 25 entidades bancarias, se comprobó que la empresas sospechosas habían conseguido a lo largo de 13 meses una financiación irregular superior a los 15 millones de euros, resultando la cantidad adeudada a la entidad denunciante a más de 1 millón de euros, utilizados por los tres detenidos para pagar a acreedores y proveedores.

Comentarios