La nueva ley educativa no supone ningún avance para la concertada

El anteproyecto de ley de mejora educativa que ha presentado el ministro de Educación no supone ningún avance para la concertada. Es lo que asegura FSIE, sindicato mayoritario de este sector, desde el que señalan que no se recoge “una sola mejora” en sus condiciones laborales, e incluso prevén pérdidas de puestos de trabajo por la supresión de asignaturas o modificación horaria de otras.

En el documento que ha presentado el gobierno central no se modifica “en absoluto” el reglamento de conciertos, por lo que se sigue con el aprobado en 1985. Desde este sindicato aseguran que el texto está “claramente obsoleto.”

Incluso en el único artículo que hace referencia a la educación concertada, el 116 en su apartado 6 recoge como novedad que las administraciones educativas podrán concertar los ciclos de Formación Profesional Básica, surgen dudas porque “nada más se precisa”.

Así, señalan, el que trabaje seguirá con las “excelentes situaciones” que hace 20 años alcanzaron mediante negociación y que pasan por hacer 25 horas lectivas semanales con alumnos, “más un buen número de complementarias… y todas ellas por menos salario del que la administración paga en sus centros”.

Por otra parte, el texto recoge que en los desarrollos posteriores a la ley se abordará la redacción del Estatuto de la Función Pública Docente. En este apartado, FSIE recuerda que “a nadie le debe caber duda de que también los profesores de centros privados y concertados somos docentes de profesión”, por eso aseguran que “el Ministerio se equivoca si sólo está dispuesto a dignificar la tarea educativa hecha en unos centros”.

Tras estas consideraciones, FSIE está trabajando para modificar la ley y mejorarla tanto en sus aspectos educativos como laborales y añaden que “en educación no sobra nadie y el agravio de unos no puede ser el beneficio de otros”.

Comentarios