El Huesca cae de penalti en Sabadell

sabadell huesca nova creu alta

El conjunto oscense perdía por 1-0 en la Nova Creu Alta en un partido donde se quedó otra vez con un hombre menos muy pronto ya que de Llamas fue expulsado a los 13’ tras cometer un penalti que transformó Lanzarote y que fue definitivo. El Huesca se vació en el campo, pero no tuvo recompensa y terminó perdiendo. Ocho jornadas sin ganar y el equipo que sigue en descenso.

El comienzo fue de nuevo determinante puesto que Llamas cometía penalti y era expulsado en una contra del Sabadell. Lanzarote marcaba el 1-0 y ponía por delante a los arlequinados. Historia que no es nueva para los azulgrana que ya han vivido esta misma situación ante Girona y Ponferradina, en la Copa del Rey, lo que obliga a realizar un esfuerzo importante con un jugador menos muchos minutos y que condicionaba un choque donde el Huesca necesitaba ganar.

Se rehizo el Huesca pasando Camacho al lateral zurdo y el resto se mantuvo en sus posiciones con un centro del campo más activo con Lázaro, David López y Larena y arriba Borja y Nacho Novo. Poco a poco se estiró el conjunto de Calderón que pudo empatar en una acción de Diogo que remató de cabeza dando el balón en el poste. A balón parado tuvo sus mejores acciones el Huesca, mientras que el Sabadell llegó, pero no inquietó demasiado a Luis García. Con el 1-0 se llegaba al final de la primera mitad.

Quedaba partido y los de Calderón salieron mejor en el segundo tiempo, mientras que el Sabadell tenía problemas para hacerse con el dominio. Bien es cierto que el Huesca no tenía prácticamente ocasiones y los locales esperaban su opción con un Luis García que estuvo muy acertado bajo palos.

El esfuerzo físico pasó factura y el Sabadell pudo matar el partido, pero no lo conseguía lo que todavía daba vida a un Huesca que acabó con Rivas de delantero centro. Antes los cambios con la entrada de Núñez, al comienzo de la segunda parte, y luego de Annunziata y Jokín no se pudo crear demasiado peligro.

El partido terminó con el alivio local y la desilusión de un Huesca al que los condicionantes le están marcado mucho los partidos. No hay tiempo para lamentaciones y ahora lo único que queda es levantarse de nuevo y pensar en el Guadalajara. Partido que gana todavía una importancia mayor por los resultados negativos que sigue acumulando el Huesca y que le tienen en descenso.

Comentarios