El PSOE-Monzón presenta alegaciones al Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro

La Agrupación Socialista de Monzón presentaba alegaciones a la propuesta de Proyecto de Plan Hidrológico de Cuenca. Para el PSOE montisonense, este proyecto “amenaza seriamente, más de lo que está, la supervivencia del río Cinca”. Entre otras cuestiones, dicha propuesta contempla la rebaja del caudal mínimo del Cinca de 10 a 5,5 m3/seg.

El secretario general de la Agrupación Socialista y concejal en el Ayuntamiento de Monzón, Marcos Monter, aseguraba que el territorio que abarca el río Cinca presenta escasos o nulos caudales en determinados tramos, sequedad de los sotos de ribera por la reducción del nivel freático y modificaciones en su cauce por la escasez de agua. Del mismo modo, señalaba que el río Cinca desaparece debido a la ausencia de caudal en un tramo de unos veinte kilómetros, entre la presa de El Grado y la Boquera; lugar de desembocadura del río Vero, y con escaso caudal hasta su entrada en la Comarca del Cinca Medio.

Según explicaba Monter, a pesar de todo esto, se han incrementado excesivamente los aprovechamientos de agua que se alimentan de su caudal, tanto para industria y producción energética, como para regadío de áreas de secano, además de la falta de depuración de vertidos en afluentes como el Vero y en las aguas de escorrentía procedentes del riego. “Todo ello –añadía el secretario general de los socialistas montisonenses-, hace que el río Cinca esté sufriendo las consecuencias abusivas de la sobreexplotación y que pueden poner en serio peligro, más de lo que está, su supervivencia y la de todo su ecosistema”.

Desde el PSOE en Monzón comprenden las necesidades de regantes e industrias, pero tal y como afirman, también hay que comprender que el río debe mantenerse con vida por el bien de todos. Por ello, solicitan que no se continúe con esta sobreexplotación que ha generado, desde hace tiempo, que el río fluya en algunos tramos con una media de menos de un metro cúbico por segundo. Recuerdan que lo estipulado es de 10m3/s, y que ahora se ha presentado la propuesta de rebajar el mínimo a 5,5 m3/seg., impidiendo su regeneración y limpieza natural y destruyendo su ecosistema.

Finalmente, la agrupación socialista en Monzón afirma que “garantizar la vida del río, es garantizar agua para todos, conservar los ecosistemas creados y armonizar un crecimiento sostenible entre nuestras necesidades de agua y nuestro medioambiente debe de ser una prioridad de nuestra sociedad”.

Los socialistas presentaban estas alegaciones amparándose en la Directiva Marco del Agua 2000/60/ CE, que señala en su artículo 4 “la necesidad de un caudal ecológico mínimo para cumplir con la directiva, que obliga a prevenir el deterioro de las masas de agua y la consecución para ellas de un buen estado.” Recuerdan además, que la Comisión Europea reclamaba recientemente a España el mantenimiento de los caudales ecológicos del río Cinca para cumplir con la Directiva de Hábitats, estando obligados a evitar su deterioro.

Comentarios