La nueva Ley de Montes, un antes y un después en la gestión forestal

La modificación de la Ley de Montes podría aprobarse en las Cortes de Aragón a finales de este año o principios de 2013. Ello, explicaba Roque Vicente, director general de Gestión Forestal, permitirá potenciar aquellas herramientas de gestión forestal como la ganadería extensiva o los proyectos relacionados con la biomasa; al mismo tiempo que pretende ir incorporando otras en ámbitos en los que hasta ahora no se había trabajado o que se habían quedado obsoletos: órdenes de cultivos energéticos o certificaciones forestales, entre otras.   De esta manera se pretende alcanzar los objetivos que se plantean desde el Gobierno de Aragón: crear un clima de colaboración entre instituciones públicas y privadas y los agentes sociales en la gestión forestal; lograr la mejor conservación y protección de los montes; y poner en valor el potencial que tienen los recursos forestales, tanto social como económicamente.   Unos recursos forestales cuyo potencial está siendo cada vez más valorado por ayuntamientos y comarcas. En los últimos años se ha detectado un importante incremento del número de aprovechamientos, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer en este terreno. En la actualidad sólo un 5% de las posibilidades que ofrece este territorio son aprovechamientos forestales (unos 5.000).   Una Ley de Montes que continúa con los trámites pertinentes. En estos momentos se encuentra en periodo de evaluación, análisis y de respuesta a las alegaciones presentadas. Posteriormente se remitirán a los servicios jurídicos del Gobierno aragonés, para iniciar después su trámite parlamentario.  

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios