Desahucios Homicidas. "Merienda de negros"

Ilich Luis Ajates Meca

Militante Izquierda Unida.

En los últimos días nos hemos enterado de otra víctima de un desahucio, que desbordada por las circunstancias ha decidido terminar con su vida. Parece que era el acontecimiento por el que PP y PSOE necesitaban unir lazos para poner freno a esta sangría que no tiene impedimentos en quitar las casas a sus dueños para dársela a los bancos, además de quedar con una deuda de por vida por la vivienda que ya no les pertenece. Hasta ahora no les había motivado lo suficiente el dictamen del Tribunal Europeo de Justicia que veía ilegal la ley española sobre desahucios, ni tampoco los numerosos pronunciamientos al respecto de colectivos y asociaciones de Jueces y abogados, Plataformas contra las hipotecas quienes incluso habían intentado que en el Congreso prosperasen varias peticiones de personas que realmente padecen el problema y que nunca fueron estimadas por el bloqueo de estos dos partidos, hasta el punto de poner recursos del estado para ejecutar dichas órdenes, como son Policías.

También Izquierda Unida lo intentó mediante una moción este mismo marzo en la que intentaba que se aprobara la dación en pago. Ante los diputados del PP y del PSOE, Coscubiela ya reclamó la urgencia con la que había que actuar ante una situación muy habitual, para que en caso de insolvencia, con entregar la vivienda quedase saldada la deuda. Coscubiela dijo entonces al Gobierno que: “es un tema que tenemos que resolver y es un buen momento para hacerlo". Además, la propuesta tenía otras dos proposiciones. Se planteaba que en el plazo de tres meses, el Gobierno presentase un proyecto para reformar la legislación hipotecaria, mientras que se añadía un bloque de medidas para los desahucios en marcha.

Fue votado en contra por el PP y se abstuvo el PSOE (los mismos que ahora quieren solucionar el problema). Ahora parece que han despertado del letargo, me pregunto si será porque alguno de ellos haya leído en los últimos días el “New York Times” y el artículo que sobre el tema titula "La ola de desahucios conduce a una crisis de personas sin techo" (por España), información de Suzanne Daley, porque ya sabemos que para Mariano Rajoy son muy importantes las mayorías silenciosas y por consiguiente las apariencias que demos en el exterior. En cualquier caso, la negociación, si puede llamarse así, entre estos dos “grandes” partidos, no puede entenderse como la panacea al problema, si bien, la Plataforma Contra las Hipotecas ya ha manifestado que es por culpa de ambos y el consentimiento continuado que han mostrado por la mercantilización de la vivienda y la inclusión de clausulas abusivas en las contrataciones hipotecarias. En tal negociación, debería incluirse a la sociedad civil que realmente ha estado allí desde siempre, apoyando a sus vecinos, familiares y amigos, si bien siendo el PPSOE el último en llegar al debate sobre la problemática existente, deciden excluir a los ciudadanos y quienes los representan, cuando es que además las soluciones son lo suficientemente claras como para ponerlas inmediatamente en marcha sin necesidad de ningún comité de expertos, como pretenden. Tengamos en cuenta que España es el país con mayor número de viviendas vacías y que llevamos una media de 517 desahucios por día, que son ejecutados por entidades como Bankia, que ha sido rescatada por su mala gestión. Por todo ello, la sociedad civil debe seguir reivindicando sus derechos y asistir a aquel vecino y familiar, aún a sabiendas de que pueda no ser escuchado, para hacer fuerza y lograr que finalmente nos reconozcan lo que nos pertenece, NUESTROS DERECHOS.

Comentarios