Ecologistas en Acción-Aragón presenta alegaciones al Plan Hidrológico del Ebro

Las alegaciones al Plan Hidrológico del Ebro (PHE) de Ecologistas en Acción-Aragón reclaman régimen de caudales ambientales para conseguir el buen estado ecológico de los ríos.

 

Desde la organización ecologista explican que actualmente existen numerosos tramos donde no se cumplen los caudales ambientales definidos por el anterior Plan Hidrológico del Ebro (situación que no ha sido reflejada en la descripción general de la demarcación). Es el caso del Cinca y Ésera aguas abajo de los pantanos de El Grado y Barasona, donde la falta de caudales ocasiona graves impactos ambientales, como el deterioro de bosques de ribera, graves impactos a las especies amenazadas, aumento de la contaminación

 

Muchos de estos tramos, como el caso del Cinca, están declarados como Lugares de Importancia Comunitaria, por lo que son zonas protegidas de acuerdo a la descripción del PHE. Sin embargo la propuesta de caudales ahora presentada, no solo no resuelve este problema, sino que en muchos casos la empeora. Por ejemplo proponiendo para el Cinca aguas abajo de los pantanos, caudales de entre 0,5 m3/seg. y los 6 m3/seg., cuando numerosos estudios proponen entre 10 y 30 m3/seg. 

 

Según aseguran desde Ecologistas en Acción, con los caudales propuestos se va a incumplir "los objetivos  ambientales en 2015", agravándose el deterioro de los hábitats naturales y de especies, incumpliendo no solo la  Directiva Marco de Agua, sino también el Reglamento de la Planificación Hidrológica que tiene como conseguir el buen estado y la adecuada protección del dominio público hidráulico y de las aguas y de guiarse por criterios de sostenibilidad en el uso del agua 

 

Por otro lado, la citada asociación denuncia que no se hayan realizado estudios que identifiquen las necesidades de las especies y los ecosistemas  ribereños protegidos de la Red Natura 2000 y lamenta, además, la escasez de reservas fluviales propuestas. Según afirman, “el drástico recorte de los 217 tramos que inicialmente se propusieron a los 25 que recoge la propuesta definitiva da una idea del escaso interés que tiene el redactor del Plan Hidrológico y las comunidades autónomas en proteger los ríos”.

 

Del mismo modo, también denuncian que el nuevo PHE va a ahondar en los problemas de sobreexplotación de los ríos de la cuenca del Ebro. Para garantizar la dotación de riego a las superficies existentes y que los agricultores tengan garantías de rentabilidad de sus explotaciones. Ecologistas asegura que se deben proponer medidas, que retiren del riego en la Cuenca del Ebro  las superficies  más salinizadas, las de más baja productividad y las que estén peor drenadas, o de el contrario, se estará apostando por un futuro donde habrá escasez para todos.

Por todo ello, la organización ecologista reclama el cumplimiento efectivo del buen estado ecológico de los ríos para 2015 y una actuación urgente del Programa de Implantación de regímenes de caudales ecológicos en tramos prioritarios, asegurándose el cumplimiento de los objetivos en los espacios de la Red Natura que dependen del agua.

Piden, además, que se abandone la política de satisfacción e incremento de las demandas y se opte por una gestión sostenible que abandone  la construcción de nuevos pantanos, o el recrecimiento de los mismos y que se adopten medidas inmediatas para minimizar la contaminación difusa procedente de los retornos de los polígonos de riegos y para controlar los puntos de contaminación puntual de origen industrial.

 

Comentarios