El Gobierno de Aragón se hará cargo de los usuarios de teleasistencia dependientes

Al menos ésa es la voluntad del consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, tras la reunión mantenida con los presidentes de las diputaciones provinciales. De esta manera, el servicio de teleasistencia domiciliaria, del que se benefician unas 4.000 personas en el Alto Aragón, aseguraría su continuidad, siendo el ejecutivo autónomo quien asumirá parte de la cantidad que el Gobierno central dejará de aportar a partir de 2013.   En estos momentos, explicaba el presidente provincial, Antonio Cosculluela, se está elaborando una lista de los usuarios de este servicio considerados dependientes, así como el grado de dependencia de cada uno de ellos.   La Diputación Provincial ya había manifestado su intención de continuar con el programa, del que se ocupa Cruz Roja, pero aseguraba que no podía asumir todo el gasto. Un servicio que la DPH viene prestando desde hace 20 veinte años, a pesar de no ser de su ámbito competencial. El presupuesto que se destina es de alrededor de un millón de euros, cofinanciado en los últimos años al 50% por la institución provincial y el Gobierno central, a través del IMSERSO.   El Gobierno de Aragón, por su parte, ha reservado un millón de euros para ayuda a domicilio y teleasistencia en los presupuestos de 2013. El dinero del departamento de Sanidad y Bienestar Social se justificará como una partida para personas dependientes, dentro del catálogo de prestaciones de la Ley.   

Comentarios