Los regantes de Monegros se sienten “engañados” sin el embalse de Biscarrués

El nuevo anuncio de la construcción de las balsas laterales de Almudévar deja al colectivo regante con una sensación de “engaño” después de haber reivindicado durante más de 25 años la construcción del embalse de Biscarrués porque consideran necesaria una regulación del río Gállego. Explican que las balsas tendrán que llenarse con bombeo e insisten en que carecen de sentido sin las obras de Biscarrués, por ello son partidarios de no renunciar a nada.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

En Los Monegros son muchas las empresas que dependen del agua y desde la Cooperativa su presidente, José Víctor Nogués, lamenta que en las sucesivas legislaturas no se haya sacado adelante un proyecto de regulación que consideran “imprescindible”, teniendo en cuenta el importante esfuerzo inversor que han llevado a cabo los regantes en las modernizaciones, “es una contradicción que se hipoteque al agricultor y que no tenga agua garantizada”.

En la misma dirección se pronuncia Fernando Regaño, vocal de la junta directiva de Asaja Huesca, quien se muestra “desconfiado” de que finalmente se vaya a ejecutar algún tipo de obra, ya que “solo se acuerdan de los regantes en campaña electoral y es un continuo engaño”.

Dice que el fondo de la cuestión se lo tendría que plantear Riegos del Alto Aragón, el motivo de que los proyectos no prosperen aquí y sí lo hagan en sistemas próximos como el Canal de Aragón y Cataluña con San Salvador, o Lérida o Navarra.

El análisis que realizan los regantes con respecto a este tipo de acciones es que “el problema real es que no hay voluntad de regular el Gállego”, tal y como apunta David Solano, secretario provincial de UAGA, quien también muestra preocupación por el avance de las comunidades vecinas, que no se ha visto reflejado de igual manera en parte de la provincia de Huesca.

Pero además, añade que si finalmente se van a llevar a cabo las obras de Almudévar, habrá que hablar con los agricultores de la zona. Incide en este sentido en que “es un desastre la gestión con las obras hidráulicas de aquí”.

En definitiva, dicen no entender por qué se ha priorizado el proyecto de Almudévar cuando es complementario al de Biscarrués.

Comentarios