Canfranc y Villanúa le ganan la carrera a Jaca en la colocación de los contadores de agua

Las localidades de Canfranc y Villanúa avanzan en la colocación de los contadores de agua, tanto que en Villanúa esperan tenerlos a finales del mes de enero, y en Canfranc un poco más tarde, en junio. Los alcaldes de ambos lugares se han mostrado muy satisfechos, aunque la asignatura pendiente sigue siendo la de las depuradoras, se paga un 50% del canon de saneamiento y las depuradoras ni existen y en el caso de Villanúa ni se sabe dónde se ubicará.

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, ha explicado que se ha elegido un modelo de contador para todo el Valle del Aragón. En Canfranc se van a instalar 1.300 contadores, se ubicarán dentro de las casas pero se puede hacer la lectura desde la calle. En Canfranc, se ha llegado a un acuerdo con una empresa de Huesca para que por unos 130 o 140 euros cada vecino adquiera el contador y su colocación.

En Villanúa son 2.100 contadores. Empezaron con su colocación a finales de agosto y esperan acabar a finales de enero. El alcalde, Luis Terrén, ha indicado que en su caso el vecino paga 100 euros por el contador, que debe adquirir en el Ayuntamiento y los técnicos municipales lo colocan. En el caso de hacer una obra más compleja todo corre a cargo del vecino. Sin embargo la respuesta ha sido buena, ya se han vendido el 80% de los contadores adquiridos.

En las dos localidades, el Ayuntamiento ha puesto una cantidad fija de consumo mínimo y a partir de un consumo ‘x’ se empezará a pagar por el agua que se gaste. No obstante, el recibo anual de un consumo normal en el caso de Villanúa, por ejemplo, se estima en unos 50 o 60 euros anuales.

Sin embargo, la asignatura pendiente siguen siendo las depuradoras. Actualmente se paga el 50% de un canon de saneamiento que no existe, y que no se sabe cuándo se pondrán en funcionamiento, porque ni están adjudicadas, ni en obras y en el caso de Villanúa ni saben dónde se ubicará.

Comentarios