El PAR propondrá un proyecto para que los aragoneses que emigren sigan vinculados a Aragón

El vicepresidente del PAR y portavoz en las Cortes, Alfredo Boné, ha recordado este martes que los datos del Instituto Nacional de Estadística vienen arrojando cifras muy preocupantes sobre el éxodo de aragoneses, como consecuencia de la crisis socioeconómica. Se estima que en los primeros nueve meses de 2012, dejaron el territorio aragonés más de 8.000 personas empadronadas en Aragón y, por tramos de edad, entre 30 y 35 años, se registra un mayor número de emigrantes.

Se trata, ha dicho Boné, de jóvenes aragoneses, bien cualificados, que se ven abocados a buscar su futuro en el extranjero y que, a menudo, encuentran después serias dificultades para su regreso al mercado laboral de nuestra Comunidad. Por eso, y ante esta situación, ha presentado este martes en las Cortes una propuesta que pretende que se potencien políticas transversales para que los jóvenes que tienen que emigrar, debido a la actual coyuntura socioeconómica, para buscar trabajo fuera, puedan “volver” a Aragón “

Si Aragón pierde a sus jóvenes, perderá su futuro”, ha dicho Boné, que ha explicado que “las instituciones aragonesas tiene que impulsar mecanismos que permitan realizar un seguimiento de este ciclo de emigración que incluya un registro voluntario de ciudadanos aragoneses emigrados, con el objetivo de mantener sus vínculos con Aragón, especialmente en materia de ofertas laborales, empleabilidad, investigación o información de interés, entre otros, y analizar mecanismos de coordinación con el Registro Civil, para la comunicación de la voluntad de mantener su Vecindad Civil Aragonesa.

De la misma manera, ha dicho, hay que potenciar políticas transversales de incentivo, con participación de los diferentes departamentos del Gobierno, dirigidas al fomento del regreso de aquellos aragoneses que se encuentran fuera de la Comunidad, mediante el apoyo a la implantación en Aragón de aquellos proyectos que estén desarrollando fuera, y que sean susceptibles de ser trasladados a nuestra Comunidad, así como de aquellas iniciativas y propuestas que puedan emprenderse en Aragón.

Boné ha concluido que “cada joven que tiene que emigrar es un fracaso”, y tras valorar que “se nos van los jóvenes más formados”, ha subrayado que es “necesario facilitar el regreso de los jóvenes emigrados, facilitando la implantación en Aragón de los proyectos que puedan estar desarrollando fuera”.

Por su parte, el diputado Manu Blasco, ha recordado que la emigración fue una característica de Aragón, debido a la falta de trabajo y a los problemas económicos, y ha manifestado que “si no se toman medidas adecuadas nos veremos inmersos, otra vez en esa situación”. Nos preocupa, ha valorado, que esa emigración se convierta “en estructural” y ha defendido que las Casas de Aragón en el exterior tengan mayor vinculación con el Gobierno de Aragón para poder facilitar el regreso.

Comentarios