La estación Intermodal aclara que los candados de las puertas no impiden nunca que éstas se puedan abrir desde dentro

La estación Intermodalde Huesca tiene una serie de candados en las puertas, que tienen la función de permitir que las puertas estén abiertas, pero sin desgastar el mecanismo de la barra de seguridad antipánico. Su función es para que no sea necesario usar siempre la barra de apertura, y ésta dure más, pero las puertas se abren siempre sin dificultad.

Las dos puertas de las salidas laterales del vestíbulo principal de la estación, que dan a las calles Ronda de la Estación y a la calle Zaragoza, cumplen dos funciones, según si la estación está abierta al público (de 06:00 h. a 22:45 h.) o cerrada (de 22:45 h. a 06:00 h.).

En horario de apertura al público, estas puertas laterales son utilizadas como entrada y salida de clientes (principalmente de autobús) por estar situados en esa zona las dársenas para los autobuses. En horario de cierre al público, estas dos puertas funcionan como salida de emergencia, tanto de posibles clientes, como de los trabajadores de la cafetería, empresa de autobuses, aparthotel, contratas, parking del aparthotel, etc...

Debido a la doble función que realizan estas puertas y tal como establece la normativa, dichas puertas están dotadas con su correspondiente barra de salida tipo antipánico para poder realizar la función de salida de emergencia.

Durante el horario de apertura, debido a la gran cantidad de clientes que hacen uso de las citadas puertas para entrar y salir (son las naturales para los clientes de autobús), los mecanismos de la barra antipánico tienen un uso muy continuado, lo que acorta notablemente su vida útil. Por ello, se optó por dejar las barras en posición de apertura permanente (lo que se consigue con el candado, que está para bloquear la barra y no la puerta) durante ese período. De este modo, las puertas están abiertas sin ningún tipo de impedimento, y el mecanismo de barra antipánico no sufre el desgaste del uso continuado durante todo ese periodo de tiempo los 365 días del año.

Durante el periodo de cierre al público, se retira el candado y la placa que sujeta la pestaña de cierre, y las puertas se quedan en su función de salida de emergencia, permitiendo a cualquier persona en caso necesario salir del vestíbulo de la estación a la calle, pero no deja entrar a nadie, ya que la estación está cerrada al publico.

Comentarios