Moción del PSOE en Monzón para que no se cierren los centros de formación del INAEM

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Monzón ha presentado una moción para su debate y aprobación en el próximo pleno en la que solicitan que se paralice la supresión propuesta de los Centros de Formación de Monzón y Fraga y los puntos de apoyo de Boltaña, Sariñena y Graus. Piden que se busquen salidas alternativas que posibiliten el mantenimiento de los mismos, de acuerdo con los agentes sociales y representantes políticos de dichas zonas.

La propuesta de resolución también contempla el traslado del acuerdo al Consejero de Economía y Empleo del Gobierno de Aragón, y a los partidos políticos con representación parlamentaria en las Cortes. Del mismo modo, en la moción también se insta a mostrar la oposición del consistorio a “la dinámica general de recortes drásticos en las políticas generales de apoyo a los desempleados”, así como a “la absoluta inactividad del Gobierno de Aragón en la materia”.

Para los socialistas montisonenses, la situación del paro en Aragón es alarmante, pues según afirman, mes a mes, el nivel de destrucción de empleo en la comunidad se sitúa por encima del porcentaje medio de España. Por ello, creen que el gobierno central y autonómico debería priorizar las políticas de empleo, ofreciendo alternativas reales, como reforzando programas y servicios de apoyo a los parados, o implementando los instrumentos que posibiliten autenticas políticas activas de empleo.

Frente a eso, aseguran desde el PSOE de Monzón, los presupuestos generales del estado de 2013 prevén una reducción del 57% en los recursos destinados a políticas activas de empleo. “La actitud del Gobierno de Aragón ha sido la de ejercer de eficientes gestores del desmantelamiento planificado desde Madrid, anunciándonos las pasadas semanas el Director General del INAEM una reestructuración que, en la provincia, tiene como consecuencias mas drásticas, el cierre de los centros de formación para el empleo de Monzón y Fraga y la supresión de los puntos de apoyo de Boltaña, Sariñena y Graus”.

A juicio de los socialistas, la supresión de dichos servicios, que en su mayoría datan de la década de los ochenta, agravará la precaria situación de los parados de la zona, ya que tanto en las gestiones ordinarias como en las formativas imprescindibles para tener mas oportunidades de dejar su condición de parados, se dificulta y encarece, al alejarla del sujeto objetivo al que debe ir dirigida.

Por último, el grupo municipal socialista argumenta que “la crisis sirve una vez más a los gobiernos del Partido Popular, para encubrir una gestión ideológica, privatizando la formación para el empleo y abandonando de los espacios eminentemente rurales como la Provincia de Huesca, en los que, por la dispersión demográfica y complejidad ortográfica, nunca resultara rentable ofertar ciertos servicios desde el ámbito privado”.

Comentarios