El PAR de Huesca presenta una iniciativa con medidas para proteger a las personas en temas hipotecarios y deshaucios

El Grupo municipal del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Huesca ha presentado una propuesta de resolución al próximo pleno de la primera institución oscense, en la que plantea “profundizar sobre las medidas y actuaciones para paliar y resolver, tanto con urgencia en la actual coyuntura de crisis y desempleo como con previsión cara al futuro, las consecuencias y origen” de “las situaciones dramáticas e injustas generadas por las ejecuciones de las garantías hipotecarias, mediante desahucios de viviendas y lanzamientos”.

El PAR recuerda que el ayuntamiento “ya se pronunció a través de un acuerdo plenario unánime del pasado 28 de septiembre a raíz de una propuesta presentada por el grupo de Izquierda Unida que fue aprobada parcialmente, tras varias enmiendas no aceptadas” (varias de ellas del PAR), aunque “desde aquella fecha, se han sucedido nuevas reacciones y posicionamientos que han llevado, en cuanto a actuaciones concretas, por ejemplo, a la promulgación del Real Decreto-ley 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios”, que está siendo tramitado como proyecto de ley en las Cortes Generales, y que -en opinión del PAR- estipula “limitativas condiciones e insuficientes previsiones” con una simple moratoria de desahucios fijada para determinados casos muy extremos.

Con todo ello, el PAR entiende “imprescindible” impulsar nuevas medidas y en concreto, propone instar a que en las Cortes, “se modifique con el mayor consenso posible“, el decreto de moratoria con “toda mejora factible para la protección a los deudores hipotecarios” y “en particular, se amplíe los supuestos de especial vulnerabilidad de manera que incluyan a cuantas personas y familias afectadas por desahucios sea posible en los casos de vivienda habitual e insolvencia sobrevenida de buena fe”.

Así mismo, el PAR defiende un “acuerdo con todas las entidades privadas y públicas” para que se disponga legalmente que, al término del plazo de dos años señalado por el decreto, “las personas o familias acogidas a la moratoria de desahucio, cuyos ingresos o situación no haya mejorado, puedan acogerse a la condonación de la deuda pendiente mediante la dación en pago de la vivienda, así como sea preceptiva la negociación de la deuda hipotecaria en los casos de vivienda habitual e insolvencia sobrevenida de buena fe, de todos los particulares con las entidades bancarias o terceros para la reestructuración de esa deuda, y de las deudas de los arrendadores con los arrendatarios, propiciando la alternativa de permanencia frente a los desahucios y por otro lado, en los mismos casos, ante la ejecución de la garantía hipotecaria, se resuelva la deuda que pudiera quedar pendiente, de forma mucho más favorable para los afectados que en la actualidad, mediante una quita, aproximando la situación en el grado más factible a la dación en pago”. De esta manera, el PAR recoge parte de su enmienda formulada en el pleno municipal anterior.

Junto a esto, el Grupo del Partido Aragonés demanda que el Gobierno central “agilice con máxima urgencia” “la constitución de un fondo social de viviendas, a partir de las que son propiedad de las entidades bancarias y de ahorro, al objeto de ofrecer cobertura a las personas y familias afectadas por desahucios, tanto en los supuestos de especial vulnerabilidad como en otros”, y ratificando el acuerdo del pleno municipal, que el ayuntamiento de Huesca proceda a crear un parque de vivienda de alquiler social, gestionando por cesión, las viviendas en Huesca de la futura Sociedad de Gestión de Activos o ‘banco malo’.

Cara al futuro, previniendo un incremento en la protección a todas las personas y familias que contraten una hipoteca, el PAR solicita que “se lleve a cabo con inmediatez las reformas legales precisas en la normativa hipotecaria para establecer límites en las compras de vivienda habitual a fin de evitar, cara al futuro, el sobreendeudamiento o mecanismos para evitar cláusulas abusivas en las negociaciones hipotecarias”.

Finalmente, el PAR pide que “se otorgue carácter prioritario y urgente” a otras dos actuaciones del ayuntamiento de Huesca en esta materia. Por un lado, a la creación de una Oficina municipal oscense de Información, Asesoramiento e Intermediación en Materia de Ejecuciones Hipotecarias, que prestaría servicio a las personas o familias de Huesca en riesgo de perder la propiedad de la vivienda que sea su domicilio habitual, y por otro lado, a suscribir el convenio con el Gobierno central y el Gobierno de Aragón para la gestión de los Programas de Mediación Hipotecaria y de Gestión Concertada de Alquiler Social, y la extensión de los proyectos dirigidos a colectivos de inclusión social sobre viviendas de propiedad pública, “estudiando todas las opciones para incorporar a estos efectos el parque de viviendas de la futura Sociedad de Gestión de Activos, así como viviendas que se encuentran vacías”.

Comentarios