Monzón, cuna de músicos

Coral montisonense

Monzón se ha ganado un hueco muy destacado dentro de la cultura musical. En la capital mediocinqueña abundan los músicos, asociaciones y grupos de toda índole. Desde la Banda Municipal La Lira hasta la Escuela de Música Moderna, pasando por la Coral Montisonense o el Grupo Folclórico Nra.Sra.de La Alegría. Todo ello, sin olvidar el Conservatorio Miguel Fleta, cuna de importantísimas formaciones musicales. Todos estos grupos ofrecen a lo largo del año citas muy consolidadas en la ciudad, además de llevar su música por todo el país.

En la actualidad, el Conservatorio Profesional de Música Miguel Fleta cuenta con unos 300 alumnos, procedentes no solo del Cinca Medio, sino también de las comarcas vecinas. Tiene una afluencia estimada de unas 130.000 personas, lo que le convierte en un conservatorio de referencia en la zona oriental de la provincia. En él se imparten todas las especialidades orquestales. Se trata de un centro de formación musical que se ha convertido en el tercero de Aragón en número de alumnos, solo por detrás del de Zaragoza y Huesca.

Del Miguel Fleta han salido numerosas iniciativas musicales, como “Ensemble XXI”, nacida en 1999 bajo la batuta de José Antonio Chic, y compuesta por una treintena de músicos, entre los que se encuentra la soprano María Eugenia Boix. La Orquesta Sinfónica de Monzón (“OSMO”), creada en 2007 por el Director del Conservatorio, Sergio Guarné, e integrada por 80 músicos de siete comunidades, es otro de los ejemplos más destacados. Además, el centro de Monzón también se ha convertido en la sede de la Orquesta Reino de Aragón, una formación profesional confeccionada por destacados músicos aragoneses.

En cuanto a la Banda Municipal La Lira, el pasado año celebraba su veinticinco aniversario. Está dirigida por Luis Díaz y cuenta con una Escuela de Educandos. Hoy en día puede presentarse en escena con casi setenta músicos, aunque a lo largo de este cuarto de siglo, han pasado por ella cerca de 350 personas. La Lira ofrece periódicamente conciertos muy consolidados en la ciudad, además de ser un habitual de las principales citas montisonenses.

Pero, sin duda, la formación musical más veterana de Monzón es el grupo folclórico Nuestra Señora de la Alegría. Es la más antigua de la provincia, y pertenece a la Federación Española de Agrupaciones Folklóricas (FEAF), lo que le ha permitido llevar su música por todo el país. Cuenta con secciones de Baile, Canto e Instrumentos, y se rejuvenece con las incorporaciones de los alumnos más aventajados de la Escuela Municipal de Folclore.

Por otro lado, también está la Coral Montisonense, que debutó como tal en enero de 1985. A lo largo de los años, han llevado sus actuaciones por Aragón, Cataluña y Francia. También han cantado en el auditorio de Zaragoza dentro del festival de la Federación Aragonesa de Coros o en la ruta "Domus Templi”, por citar algunos ejemplos. Su repertorio se nutre de obras del Renacimiento, autores clásicos y contemporáneos y música popular.

En el otro lado de la balanza se encuentra la Escuela de Música Moderna de Monzón (EMMO), creada hace cinco años ante la necesidad de implantar en la ciudad un centro formativo que cubriera el espectro de este tipo de música. Entre las especialidades de instrumento, batucada y canto, son cerca de cien alumnos los que acuden a esta Escuela.

La capital ribereña es también la sede de “Divertimento”, el proyecto capitaneada por la montisonense Belén Castel, que presenta una doble vertiente: por un lado, la Escuela de Música Itinerante, y por otro, una compañía musical que lleva sus melodías por todo Aragón.

Comentarios