Huesca se ha convertido en una enorme cantera para la música

La música se ha hecho un hueco importante en la ciudad de Huesca con el paso del tiempo, donde cada vez es mayor el interés mostrado por los oscenses en formar parte de un grupo o un coro, o simplemente aprender a tocar un instrumento musical. También es importante la promoción y difusión que se hace de artistas locales o grupos emergentes que, desde el año pasado, cuentan con el Espacio de Arte Joven del Ayuntamiento de Huesca, en el que poder ensayar.   Entre los músicos con mayor proyección se encuentra el guitarrista Tolo, en la actualidad de gira por México con Miguel Bosé. O el músico y compositor Juanjo Javierre, colaborador habitual de Nacho García Velilla, director de series como “Aída”, “Siete vidas”, y de películas como “Fuera de carta” y “Que se mueran los feos”.   Por otra parte, las iniciativas públicas y privadas han contribuido a enriquecer la cultura musical de los oscenses. Una ciudad que, poco a poco, se va abriendo a todo tipo de géneros musicales, entre ellos el flamenco. Una pasión que ha demostrado sobre los escenarios, y con creces, el cantaor Tutero. Un año que ha estado marcado por la ausencia de José Luis Sampériz, director de la Banda de Música de Huesca desde sus inicios. Han sido varios los homenajes que se le rendían, uno de ellos cuando el Quiosco de la Música, uno de sus rincones preferidos, pasó a llamarse Maestro Sampériz.   En la actualidad, la Banda, que dirige Alejandro Escuer, cuenta con casi un centenar de miembros, un 40% más que el curso pasado, lo que pone de manifiesto el interés que la música despierta entre los oscenses, sin distinción de edad.  Entre los artistas oscenses que han logrado abrirse una senda dentro del panorama musical destacan, además, Copiloto, Trivium Klezmer, Ricardo Constante, Pécker, Domador, Mi pequeña radio o Kiev cuando nieva, un grupo de pop-indie que este año publicaba su cuarto disco. No hay que olvidar a Lucca, Amorica o Lícor de Pájaro entre los grupos emergentes con mayor proyección fuera de Huesca.   Variedad de estilos musicales, a los que se suma la música folk de Olga y Los Ministriles y Roberto Ciria, en su afán por renovar la jota aragonesa. También es importante la presencia de varias agrupaciones folclóricas. Una de ellas la Agrupación Folclórica “Santa Cecilia” que durante toda la semana honra a su patrona con diferentes actos.  La ciudad dispone también de un buen número de academias y escuelas privadas, además del Conservatorio Profesional de Música. Es reseñable el incremento del número de coros y corales que se han creado en los últimos años, en torno a una docena.   EVENTOS Y ESCENARIOS Variedad que se pone de manifiesto también a través de los diferentes eventos musicales que se organizan durante el año. Desde Periferias, el ciclo de Primavera Flamenca, Osca Rock, Raspa Festival, Iberi@huesca.folk, Oscanta; el Festival ICO, de música indie, que se celebraba este año por primera vez, o A Cántaros, dedicado a la música de autor, que finaliza este domingo con Luis Pastor.  Además la ciudad cuenta con los escenarios habituales en los que, a lo largo del año, se celebran conciertos de primer nivel como son el Palacio de Congresos, la Plaza de Toros, el Teatro Olimpia, el Palacio de los Deportes, el Centro Cultural del Matadero.        

Comentarios